Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El encuentro de folclore de Zaragoza llegará por primera vez a un barrio, el de Delicias

Eifolk celebrará su vigesimocuarta edición del 2 al 6 de septiembre. 11 municipios recibirán también la visita de los 450 participantes, procedentes de ocho países de tres continentes.

Participantes en la pasada edición del Eifolk, durante el desfile en la plaza del Pilar de Zaragoza.
Participantes en la pasada edición del Eifolk, durante el desfile en la plaza del Pilar de Zaragoza.
Guillermo mestre

El Encuentro Internacional de Folklore Ciudad de Zaragoza (Eifolk) volverá el próximo 2 de septiembre a la capital aragonesa. Hasta el domingo, día 6, llenará la Sala Mozart del Auditorio con muestras de ritmos, bailes, trajes y costumbres llegadas de los países participantes: Indonesia, Eslovenia, México, Bangladés, Rusia, Argentina, Hungría y España, que estará representada por grupos de Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia.

Pero aunque la Sala Mozart será el epicentro del festival, este año saldrá de su zona de confort y llegará al barrio de Delicias. "Lo que nosotros queremos es descentralizar y llevar la cultura a todos los barrios de Zaragoza. Este año, una de las actuaciones del Eifolk se va a Delicias, pero esperamos que en los próximos años llegue a más barrios", dijo el concejal de Cultura y Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés. La actuación, que lleva por nombre ‘Ven a bailar con nosotros’, tendrá lugar en el anfiteatro del parque de Delicias el domingo, día 6, a las 12.00, y coincidirá con las fiestas del barrio, que darán comienzo el día anterior. Esa misma actividad –y a la misma hora– se desarrollará en la fachada posterior de la Lonja. Allí acudirán los representantes de Bangladés, Rusia, Argentina y Hungría, mientras que a Delicias llegarán los de Indonesia, Eslovenia y México.

Objetivo: compartir cultura

En total, serán 450 artistas llegados de estos ocho países los que harán una demostración del folclore tradicional y popular de sus tierras. El objetivo del Encuentro Internacional de Folklore Ciudad de Zaragoza es, en palabras de Rivarés, "que exhiban, mantengan su riqueza cultural, muestren los valores que esto representa y compartan. No es un espectáculo donde los grupos suben al escenario y bailan, sino que es un trabajo que se comparte en la calle y en los escenarios".

Las actuaciones en la sala Mozart se completarán, además, con un desfile a modo de pasacalles por la calle Alfonso y la plaza del Pilar el jueves, 3 de septiembre, a las 11.30, y con una exposición de trajes tradicionales e instrumentos musicales en la sala Hipóstila del Auditorio.

La variedad folclórica de este encuentro llegará también a 11 municipios de la provincia de Zaragoza: Ejea de los Caballeros, Pina de Ebro, Rueda de Jalón, Épila, Plasencia de Jalón, Ariza, Cariñena, Daroca, Alfamén, Quinto de Ebro y Vera de Moncayo. Se trata, pues, de una acción conjunta del Ayuntamiento de Zaragoza y la DPZ. "Esto se llama colaboración cultural institucional, que amplía y multiplica los efectos positivos y reduce el coste económico de cualquier proyecto.Es algo, no interesante, sino esencial y fundamental en las políticas culturales", señaló Rivarés.

"Eifolk vende ciudad"

Este encuentro de culturas de Zaragoza nació en 1986. Aunque al principio se celebraba cada dos años, ahora es una cita anual que está avalada por el sello del Cioff (Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folklore y de Artes Tradicionales), "que lo reconoce como uno de los mejores festivales del mundo", según el consejero de Cultura del Ayuntamiento, quien también destaca que los días de convivencia de los grupos participantes propician el nacimiento de proyectos conjuntos. Zaragoza se convierte así en una ciudad de acogida en la que los que llegan se sienten "como en casa". Después, "los propios grupos son nuestros embajadores por el mundo. El Eifolk vende ciudad y cualquier grupo folclórico quiere participar en nuestro festival", dijo el director de la cita, Ángel Martínez.

Con su vigesimocuarta edición aún sin celebrar, la organización de este "festival de referencia" tiene la mirada ya puesta en un horizonte algo más lejano: su 25 cumpleaños. "Haremos una retrospectiva y una memoria histórica de todo lo que ha sido Eifolk desde que comenzó.Echaremos la vista atrás –explicó el organizador–, pero con la mirada puesta en el horizonte para ver cómo puede evolucionar, atendiendo a las tendencias sociales y al mestizaje como enriquecimiento cultural".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión