Despliega el menú
Aragón

Venden el Convento de Cuevas de Cañart por 6.000 euros

El Ayuntamiento pretende rehabilitarlo y abrirlo como un espacio de ocio destinado a los vecinos.

El Obispado de Teruel y Albarracín ha vendido por un precio simbólico de 6.000 euros el Convento de los monjes Servitas al Ayuntamiento de Cuevas de Cañart ante el mal estado de conservación en el que se encuentra y el riesgo de derrumbe que presenta gran parte de su estructura externa.

Fue el consistorio el que trasladó al Obispado su intención de hacerse con la construcción para iniciar una rehabilitación de urgencia y, tras alcanzar un acuerdo de compraventa, el Convento y la explanada de delante ya son de titularidad municipal.

Ahora la intención del Ayuntamiento es solicitar fondos a las diferentes administraciones –Comarca del Maestrazgo, Diputación de Teruel, Gobierno de Aragón e, incluso, ayuda a Europa– para poder rehabilitarlo y convertirlo en un espacio de ocio destinado a los vecinos. "No se puede hablar de emprender una rehabilitación total porque eso supondría millones y millones de euros. Espero que el año que viene se pueda empezar por una de las paredes laterales que más afectada está e ir interviniendo poco a poco", detalló José Puch, alcalde de Cuevas de Cañart.

Por ello, en un primer momento se solicitará ayuda económica para aquellas actuaciones más urgentes y, a partir de ahí, se intentará conseguir financiación para lo secundario.

El motivo por el que el Ayuntamiento se decidió a pedir al Obispado la compra del Convento fue que está situado muy próximo a la nueva zona deportiva municipal a la que a diario acuden los vecinos, muchos de ellos niños. El pabellón, las piscinas y las pistas de pádel se encuentran a apenas unos metros de distancia de la edificación, lo que hizo también que los vecinos mostrasen su preocupación ante lo que pudiera pasar.

"Es una zona de paso muy transitada y el estado actual del Convento supone un riesgo para todos. Es un espacio muy emblemático y si se cayese el campanario perderíamos parte de nuestro patrimonio", aseguró. El estado actual en el que se encuentra el Convento, que en la década de los años cuarenta pasó a manos del Obispado, es de auténtica ruina y, del total de la edificación, únicamente se conserva parte de su iglesia, dedicada a San Miguel.

Además, de unos años a esta parte, preocupa especialmente que los episodios de fuertes lluvias y tormentas puedan afectar a la construcción y provocar un derrumbe generalizado que haga que toda la estructura, tanto la externa como la interna, acabe en el suelo.

Etiquetas
Comentarios