Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Demasiado castigo para el Ebro

El equipo aragonés es goleado por el Castilla en su estreno en Segunda B. Los zaragozanos se quedaron con diez en el minuto 20, con 1-1 en el marcador.

Los jugadores del Castilla celebran un gol, en el partido de ayer ante el Ebro.
Los jugadores del Castilla celebran un gol, en el partido de ayer ante el Ebro.
realmadrid.com

Corría el minuto 20 y el Ebro, equipo recién ascendido a la Segunda División B, estaba oponiendo una tenaz resistencia ante el filial madridista. Ordenado atrás, muy disciplinado tácticamente y con las ideas muy claras, el conjunto de Emilio Larraz había logrado sobreponerse al tempranero gol su rival, firmado por Fran a los 9 minutos, y había igualado la contienda por mediación de Edu García. Enfrente, un adversario de enjundia, liderado por el talentoso Martin Odegaard y el atacante Borja Mayoral, que luchará por el ascenso a la categoría de plata. Pero los zaragozanos, perfectamente posicionados en el terreno de juego, resistían sin excesivos problemas las acometidas de su rival.

Sin embargo, todo cambió a los 20 minutos, cuando el Ebro fue sancionado con una pena máxima que conllevó, además, la expulsión del defensa Maureta, quien había golpeado el esférico con la mano. El penalti, ejecutado por Borja Mayoral, fue repelido inicialmente por Montoya, pero Enzo Zidane se aprovechó del rechace para poner por delante al conjunto local. Con el marcador adverso y un jugador menos, y además en el campo del Real Madrid, el Ebro se quedó sin opciones de sumar en su estreno en la categoría.

A partir del minuto 20, ya no hubo partido. El Castilla hizo valer su superioridad numérica y gobernó el choque a placer, monopolizando el balón y combinando sin demasiadas dificultades, ante un rival que se fue viniendo abajo conforme avanzaba el encuentro. Más aún cuando Borja Mayoral, justo al filo del descanso, amplió la ventaja de los madridistas y dejó el partido prácticamente finiquitado.

El infortunio volvió a golpear al Ebro en la reanudación, cuando encajó un nuevo gol en la primera acción del segundo periodo. El autor del tanto Borja Mayoral, quien anotó tras una gran acción individual de Álvaro. Lejos de conformarse con el resultado, el conjunto madridista trató en todo momento de ampliar su renta. Tuvo opciones para ello, pero no estuvo acertado en los metros finales. El Ebro, que cada vez acusaba más el desgaste realizado, no tenía presencia alguna en el área del Madrid.

A falta de diez minutos para la conclusión, el equipo de Zinedine Zidane consiguió su quinto tanto, de nuevo desde los once metros. Gil tocó el balón con la mano dentro del área, y el penalti lo lanzó Narváez para establecer el marcador definitivo.

El Real Madrid Castilla, que desplegó un juego brillante por momentos, se estrenó con una goleada y confirmó su candidatura al ascenso. Mientras, el Ebro sufrió un cruel castigo, a todas luces desproporcionado, en su primera participación en Segunda División B. En los primeros 20 minutos, antes de sufrir la expulsión, había ofrecido un digno papel ante los blancos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión