Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los mayores de Albarracín no quieren ser extras

La productora de ‘The Promise’ hizo ayer el último castin para buscar figurantes entre 50 y 80 años con aspecto árabe.

Uno de los aspirantes a extra posando ayer delante de la cámara del equipo de producción.
Uno de los aspirantes a extra posando ayer delante de la cámara del equipo de producción.
jorge escudero

La productora de la película ‘The Promise’, Babieka Films, tuvo problemas ayer en Albarracín para encontrar a figurantes de entre 50 y 80 años. Al llamamiento solo acudieron 15 mujeres y hombres, que tenían como requisito tener el pelo oscuro o canoso, para facilitar la buscada apariencia árabe. La afluencia ha sido, por tanto, mucho menor a la que se produjo en las dos cástines anteriores cuando un buen número de personas se animó a presentarse a la prueba. La película se rodará en cinco localizaciones de la localidad durante cinco días a finales de septiembre.

"Ya contábamos con que no viniese tanta cantidad de gente, pero queríamos repasar mejor el perfil de estas edades", explicó Jorge Guardado, asistente de castin. Los miembros de la productora tuvieron que salir fuera del pabellón municipal, donde se realizaban las pruebas, para encontrar posibles candidatos y animarlos a participar.

Uno de los lugares donde acudieron fue el centro de ancianos de la localidad. En la cita también buscaron a hombres que fuesen componentes de un grupo de música. En este caso, solo necesitaban personas del sexo masculino porque, según explicaron, a principios del siglo XX la mujer no podría haber participado en un tipo de agrupación de estas características. Los elegidos fueron los componentes de la rondalla de Albarracín.

"Es la primera vez que nos animamos a participar como figurantes, además ha sido por casualidad", declaró Javier González, que aunque reside en A Coruña, tiene una casa en Albarracín. "Parece que damos el perfil de árabes trabajados", bromeó su mujer María Jesús Campos. Alejandro Moreno es uno de los primeros extras que ya le han confirmado su presencia en la película. "De momento, las únicas indicaciones que he recibido son que no me corte el pelo y que no me afeite", explicó Moreno. Para el joven los días de rodaje van a suponerle más trabajo que el de actor eventual, ya que, como trabajador de mantenimiento para el Ayuntamiento va a tener que colaborar en la organización de los espacios donde se grabe. "Por ejemplo, vamos a tener que desmontar las farolas porque en la época en la que se ambienta la película estas no existían", apuntó Moreno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión