Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La CHE deja sin fecha la limpieza del Ebro, que será "a medio o largo plazo"

El presidente admite que aún hay que estudiar las soluciones y decidir si se harán dragados, mientras el consejero Olona pide "más atención" a los pueblos ribereños.

Olona y Lafuente, en la reunión que mantuvieron ayer acompañados de varios técnicos.
Olona y Lafuente, en la reunión que mantuvieron ayer acompañados de varios técnicos.
asier alcorta

Los municipios ribereños, que cinco meses después de la devastadora riada del Ebro han vuelto a urgir la limpieza del cauce para evitar nuevos daños en las próximas avenidas, tendrán que seguir esperando. Al margen de las actuaciones de emergencia, solo se intervendrá en el río "a más largo plazo", según explicó ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Raimundo Lafuente, que no se atrevió a hablar de fechas.

Recordó que en estos momentos se está trabajando en las obras de urgencia y será en el plan de gestión de inundaciones, que debe aprobarse antes de fin de este año, donde "se plantearán posibles soluciones a dragados o no". "Habrá que pensar en zonas inundables y en hacer una integración de todos los factores que afectan al Ebro" para acometer "a lo largo de todo el eje" intervenciones "a medio o largo plazo", añadió.

Lafuente hizo estas declaraciones tras su primera reunión con el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, quien le trasladó "las quejas que hay por parte de los ribereños". A su juicio, "es necesario que les prestemos mayor atención", al margen de "cuestiones presupuestarias".

En la actual fase de reparaciones de emergencia tan solo se contemplan limpiezas puntuales que tramita el Inaga y actuaciones para mejorar la permeabilidad de algunos puentes, que tampoco tienen plazos ni están totalmente definidas, según explicó recientemente el presidente de la CHE. Por otra parte, el organismo de cuenca envió en mayo al Ministerio de Medio Ambiente la memoria del plan del que ya disponía para hacer dragados periódicos en el tramo medio del Ebro, con el fin de que decida si asume la evaluación ambiental de las limpiezas o deben hacerlo las comunidades. Madrid todavía no ha contestado, pero además Lafuente advirtió de que a raíz de los cambios provocados por las riadas de este año, habrá que volver a revisar el cauce.

Además de este asunto, el presidente de la Confederación y el consejero abordaron otros temas fundamentales para Aragón como el pantano de Biscarrués, la finalización de los regadíos de Bardenas y Monegros II, "que llevan ya demasiados años sin que se finalicen", lamentó Olona, o la contaminación por lindano en la cuenca del Gállego. "Hay actuaciones pendientes por parte de la Confederación (la derivación de aguas del barranco de Bailín) que no me cabe ninguna duda de que se van a llevar a cabo", afirmó a este respecto el consejero, que volvió a censurar la ausencia de partidas en los Presupuestos Generales del Estado para paliar este problema.

Modernizar la CHE

Además, el consejero le transmitió a Lafuente, "no como una crítica, sino como un reto", la "necesidad" de contar con una Confederación "del siglo XXI que responda con eficacia a los retos y necesidades del territorio". Ante ello, el presidente del organismo esgrimió la "tradición" de este y destacó que "es un instrumento que se está exportando al resto del mundo". Olona lo vio "receptivo", aunque el responsable de la CHE matizó: "Siempre hay cosas que cambiar, pero será poco a poco y con la tutela del Ministerio".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión