Aragón
Suscríbete

Los trabajos de menor cualificación acapararon 4 de cada 10 contratos en Aragón

El 68,2% de los demandantes de empleo en Aragón tienen estudios inferiores o equivalentes a la primera etapa de la ESO.

Una oficina del INAEM en Zaragoza.
Una oficina del INAEM en Zaragoza.
Asier Alcorta

Peones de la industria manufacturera, personal de limpieza y mozos de almacén. Estas son tres de las ocupaciones del llamado grupo 9, el de menor cualificación profesional, que es uno de los que mayor número de demandantes de empleo acumula. También es el que más contrataciones registró el año pasado en Aragón: cuatro de cada diez contratos fue para una de las profesiones englobadas en este grupo, en el que se incluyen también pinches de cocina, barrenderos o peones de la construcción.

Este es tan solo uno de los datos que recoge el último informe anual del Observatorio del Mercado del Trabajo publicado por el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM). Este organismo dependiente de la consejería de Economía y Empleo (que en la legislatura recién estrenada ha adoptado el nombre de Hacienda y Administración Pública y está dirigida por el exvicealcalde de Zaragoza Fernando Gimeno) publica desde el año 2003 este extenso documento de la situación laboral en la Comunidad.

En la edición de 2014, a lo largo de más de dos centenares de páginas, se valora que el mercado de trabajo presentó el año pasado “unos datos finales notablemente mejores que en 2013” gracias a la disminución del paro registrado y del aumento de contrataciones.

Los contratos firmados en la Comunidad entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2014 ascendieron a 462.804 (64.797 más que en 2013). Más del 40% (194.906 rubricas) se realizaron dentro del grupo de ocupaciones elementales, siendo los puestos de trabajo con mayor número de contrataciones los peones de industrias manufactureras, los peones agrícolas y el personal de limpieza de oficinas y hoteles.

Al grupo 9 le siguen, en volumen de contrataciones, el grupo 5, en el que se reúnen los trabajos relacionados con los servicios de restauración, personales, protección y vendedores; y el grupo 7, que aglutina empleos relacionados con la artesanía y trabajos cualificados relacionados con la industria manufacturera y la construcción. 

Grupo con más contratos: grupo con mayor demanda

La demanda de empleos de baja cualificación en Aragón está en línea con la formación que acreditan quienes buscan trabajo a través de las oficinas del INAEM: el 68,2% refieren tener estudios inferiores o equivalentes a la primera etapa de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), equiparable a 8º de EGB.

El año pasado, seis de cada diez contratos fueron firmados por personas entre los 25 y los 44 años. Los mayores de 45 años rubricaron casi el 22% de los contratos, mientras que los aragoneses menores de 25 años que fueron contratados en 2014 apenas representaron el 17% de las contrataciones.

500 días para encontrar un trabajo

Otro de los aspectos que analiza el informe es cuánto duran las demandas de empleo registradas en las oficinas del INAEM. De media, un parado aragonés tarda 503 días en encontrar un trabajo. Este indicador empeoró sensiblemente con respecto a 2013, cuando se situó en 453 días.

La espera media para pasar de demandante de empleo a trabajador es muy diferente entre hombres y mujeres. El documento del INAEM señala que existe una brecha de 126 días entre el tiempo que tarda un varón en encontrar un trabajo (438 días) y lo que tarda una mujer (564).

Este indicador también está muy ligado a la formación del demandante: los desempleados con la primera etapa de la ESO tardan 553 días en ser contratados mientras que aquellos que poseen un título universitario lo hacen en 414 días de media.

En este apartado destaca, por multiplicar por dos la media, el tiempo que permanecen a la espera de un trabajo los aragoneses desempleados que han superado los 60 años de edad: se acerca a los tres años (1.052 días). En el caso de las mujeres el tiempo medio de inscripción es aún mayor: 1.238 días. Los técnicos que elaboraron el informe destacan que existe una relación directa entre la edad y la duración media de la demanda de empleo: conforme aumenta la primera también lo hace la segunda.

Estadísticos y filósofos, los universitarios que más tardan en encontrar trabajo

El informe recoge igualmente que tener un título universitario a veces no es suficiente para encontrar trabajo rápido (hasta un 15,53% de los demandantes de empleo tienen estudios superiores) y que hay carreras con salidas laborales más que complicadas.

En esa tesitura se sitúan aquellos que han obtenido el título de Estadística, con 763 días de estancia media en el paro, o quienes han completado los estudios de Filosofía, con 684 días de media. Licenciados en Historia (580 días), maestros (568) o diplomados en Turismo (520) son otros de los estudios con más dificultades para incorporarse al mercado laboral.

El INAEM pone de relieve, además, una circunstancia curiosa: el paro entre los desempleados con estudios superiores es mayor en el colectivo femenino, a pesar de que ellas poseen “un perfil de estudios mucho más elevado” que ellos, según refleja el documento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión