Aragón
Suscríbete

El paro de los jóvenes con estudios superiores, el único que crece entre los menores de 30

Pese a la caída del paro juvenil, los agentes implicados avisan de la “cronificación” de la precariedad en el empleo joven.

Los jóvenes de 16 a 29 años son un colectivo muy castigado
Los jóvenes de 16 a 29 años son un colectivo muy castigado

“Hace más de dos años que no tengo un contrato de más de 6 meses. En este tiempo he estado estudiando, como becario y ahora acumulo dos contratos temporales de 6 meses”. Este es el testimonio que Juan, un ingeniero zaragozano de 29 años, dejaba hace poco más de dos años en un espacio habilitado por la plataforma 'Juventud Sin Futuro' en el que, a través de un mapa mundial, se recogían los testimonios de cientos de jóvenes que habían tenido que salir al extranjero desde España y de otros tantos que seguían en el país pero querían denunciar sus condiciones de trabajo o de falta de empleo.

Ahora, dos años más tarde, las organizaciones que formaron esta y otras tantas plataformas reconocen que el panorama ha mejorado “tibiamente”, aunque con importantes 'peros' por el camino. “Es cierto que la tasa de paro entre los jóvenes ha caído tras estar en un escandaloso 50% durante la mayor parte de la crisis, pero también es cierto que la temporalidad y la precariedad está cada vez más cronificada”, explica el zaragozano Víctor Reloba, responsable de la comisión socioeconómica del Consejo de la Juventud de España.

También lo señalan así los principales indicadores. El paro juvenil en Aragón (entre los menores de 25 años) ha caído según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística hasta el 46,9% después de que un año antes se elevara por encima del 54%. Hay unos 1.400 ocupados más en este rango de edad, pero la mayor cuota de empleo ha llegado de la mano de una bajada de salarios. El último observatorio publicado por el Consejo de la Juventud esta semana señala que el salario medio de los menores de 30 años en Aragón está situado en 11.288 euros anuales netos. Son 1.723 euros menos al año que lo que percibían de media a finales de 2013, cuando la tasa de paro entre los jóvenes aún se establecía unos peldaños por encima del 50%.

“No es que se haya producido una bajada de salarios, que también, sino que simplemente los contratos ahora son por horas y son los jóvenes los más afectados por esta nueva forma de contratación. En mi opinión, con respecto al empleo joven, no se han creado nuevos puestos de trabajo, sino que simplemente se han repartido”, señala Reloba, que apunta que el síntoma más grave de este proceso es que “están siendo los jóvenes mejor preparados los que más afectados están saliendo”.

Y es que, si bien tanto en jóvenes como en edades más avanzadas el paro siempre ha sido más incisivo entre las personas con menor preparación, durante los últimos meses parece que las tornas están cambiado. Durante 2014 el desempleo entre los menores de 30 con estudios primarios cayó un 13% en la Comunidad, mientras que, por el contrario, la tasa de paro entre los jóvenes con estudios superiores creció, aunque levemente, hasta alcanzar el 30,5%, casi cuatro puntos más que la media española.Más autónomos, más temporales y menos indefinidos

“Por lo que hemos visto con respecto a otras comunidades autónomas, este efecto en Aragón por el cual el paro juvenil solo está creciendo entre los más preparados se debe al arranque que ha tenido la industria y el sector servicios en los últimos meses. Es algo que sin duda alguna es positivo, pero que parece que está tirando hacia la baja cualificación”, señala el responsable de la comisión socioeconómica del Consejo de la Juventud.

De forma ligada a esto, el número de jóvenes que en la actualidad ostenta un empleo para el que se encuentra sobrecualificado, también ha aumentado, pasado de 24.525 hace un año, a 25.551 en la actualidad.

Sin embargo, el panorama de la creación de empleo entre los menores de 30 años no escapa a otros matices, como el descenso de los asalariados con contrato indefinido, que en poco más de dos años ha caído en más de 6.000 personas a pesar de la mejora en número de ocupados. La respuesta a este vacío se encuentra en el gran ascenso que han tenido los ocupados con contratos temporales, los cuales han crecido más de un 7% en el último año has ubicarse en los 33.800 y el crecimiento en el número de autónomos menores de 25, que en el primer trimestre de 2015 englobaba a 1.269 trabajadores, la cifra más alta desde 2009.La capacidad de emancipación, el punto positivo

Con todo, Aragón sigue siendo un territorio favorable para la emancipación de los jóvenes. Sea por idiosincrasia o por el menor coste de la vivienda que en otras autonomías, lo cierto es que los jóvenes aragoneses siguen estando entre los que más se emancipan de España. En el último trimestre del 2014, el 24% de la población de menos de 30 años había logrado la independencia residencial, tres puntos por encima de la media española.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión