Aragón
Suscríbete

El 'decretazo' del pabellón Príncipe Felipe evidencia la minoría política de Santisteve

El alcalde desoye la posición de la mayoría de la corporación e impone el cambio de nombre. PP, PSOE y C’s suman sus votos para mantener la denominación del equipamiento deportivo.

Broto y Santisteve, con el busto del rey Felipe VI.
Broto y Santisteve, con el busto del rey Felipe VI.
Oliver Duch

El alcalde, Pedro Santisteve, evidenció ayer en el pleno municipal la fragilidad con la que ha iniciado su andadura el gobierno de Zaragoza en Común (ZEC). La decisión unilateral de eliminar el nombre del Príncipe Felipe del principal pabellón de la ciudad para sustituirlo por el de José Luis Abós recibió el reproche de la mayoría de la corporación, que con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos (C’s) exigió al regidor que rectificara. ZEC se aferró a sus competencias de gobierno pese al riesgo de abrir un periodo de inestabilidad política tras confirmarse un clima de ruptura con el resto de grupos.

En un debate crispado, los partidos cumplieron lo previsto. PP logró el apoyo de PSOE y C’s para que saliera adelante su moción de urgencia en favor del mantenimiento del nombre del pabellón, así como para la confirmación de la decisión adoptada en noviembre de 2014 de dedicar el trofeo Ciudad de Zaragoza a José Luis Abós, entrenador del CAI fallecido el año pasado. ZEC votó en contra, con el único apoyo de CHA, y dejó clara su decisión de no dar marcha atras, dado que la moción no es vinculante.

El portavoz del PP, Eloy Suárez, criticó el cambio "unilateral" del nombre tras conocerse que una moción de CHA que solicitaba la modificación y que fue retirada no iba a prosperar. Atacó la actitud "impresentable" de aprobar la medida al conocer en la junta de portavoces del viernes que el pleno iba a rechazar la propuesta. Es más, afirmó que Pablo Muñoz, portavoz de ZEC, "debería dimitir si no sabía lo que iba a hacer el gobierno". "La nueva política igual era esto: desoír a las mayorías y primar lo que dice la minoría", dijo. Suárez envió ayer una carta al rey Felipe VI para anunciarle que se restituirá el nombre de Príncipe Felipe "cuando haya un gobierno que respete a la mayoría".

En representación de ZEC habló Pablo Híjar, concejal de Deportes, que dijo entender que la oposición se sienta "herida", pero negó que se trate de una "alcaldada". Acusó a la oposición de "ensuciar" el nombre de Abós, al vincular la discusión con el debate entre monarquía y república, y recordó que el reconocimiento llega "por los méritos" del que fuera entrenador del CAI. Y aseguró: "Estamos contentos de haberlo hecho y lo vamos a mantener. No se nos puede pedir que traigamos la decisión al pleno para no hacer el cambio".

Carlos Pérez, del PSOE, exigió al alcalde que "reconsidere" su decisión, recordó que su grupo le apoyó en la investidura y envió una seria advertencia:"La decisión lesiona aspectos fundamentales del presente y el futuro de estos cuatro años". Reconoció la trayectoria de Abós y lamentó que el gobierno haya vinculado su memoria a esta polémica. Expresó su "preocupación" y alarma, "porque ni es su emergencia ni la urgencia de Zaragoza".

Por parte de Ciudadanos, Cristina García, exjugadora de baloncesto, alabó la figura de Abós, además de subrayar su "respeto" a las 15.000 personas que con su firma apoyan el cambio de denominación. Pero expresó su "decepción" con las formas del gobierno y lamentó que no se haya buscado el consenso. "Se podría haber hecho de una forma más responsable", afirmó.

Solo apoyó la posición del gobierno CHA, que siempre ha defendido esta propuesta. Su portavoz, Carmelo Asensio, agradeció la "sensibilidad" de ZEC para impulsar el cambio y rechazó que la propuesta sea una medida en contra de la monarquía. Apuntó que es una iniciativa defendida "por una amplia masa social" y recordó "el trabajo, humildad, inteligencia y pasión" de Abós. "No hay mejor reconocimiento y homenaje", dijo.

En nombre de la Fundación Gaspar Torrente de CHA, intervino uno de los impulsores de la recogida de firmas, Jorge Lambán. Se definió como "monárquico", dijo que la Casa Real no se posicionó en contra del cambio de nombre y reclamó que no se politice este asunto. Al final del pleno, Santisteve recibió a la madre de Abós, quien agradeció el reconocimiento y recordó que su hijo "vivía para el CAI".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión