Aragón
Suscríbete

El porcino pide a la UE ayuda urgente por el veto ruso o que deje negociar a las empresas

Sus representantes europeos envían una carta al comisario Phil Hogan exigiendo "medidas apropiadas".
Advierten que la situación es "insoportable" y los precios se encuentran en "niveles críticos".

Una planta de despiece y envasado de carne de porcino.
Una planta de despiece y envasado de carne de porcino.
Heraldo

Ya conocida la decisión de la Unión Europea de activar nuevas medidas excepcionales para minimizar el impacto del veto ruso en los precios de las frutas y las hortalizas, ahora es el sector porcino, también afectado por el cierre de las fronteras de este gran mercado euroasiático, el que reclama la atención de Bruselas. Exige una intervención "urgente" de la Comisión, o al menos, y si no mejora la situación, que permita que sean las empresas las que negocien por su cuenta con las autoridades rusas.

Así lo suscribe el Copa-Cogeca (la organización europea que agrupa a las organizaciones agrarias y las cooperativas para la defensa de los intereses de todos los sectores agrícolas y ganaderos ante las autoridades europeas) en una carta enviada al comisario de Agricultura, el irlandés Phil Hogan, al que pide que tome "medidas apropiadas" para compensar el grave impacto que está teniendo el veto ruso a las exportaciones en el sector de la carne de porcino de la UE.

En un comunicado hecho público por esta organización, el presidente del Copa, Albert Jan Maat, advirtió que "el mercado de la carne de porcino de la UE está atravesando una situación sumamente difícil, en parte debido a las restricciones impuestas por el embargo ruso desde finales de enero de 2014". Y es que, aunque el boicot del Kremilin a los productos alimentarios procedentes de la UE en respuesta a las represalias de Europa y otros países por el conflicto de Ucrania comenzó el 8 de agosto del pasado año, Rusia ya había prohibido a comienzo de año la importación de prácticamente todos los cerdos y productos del porcino (96%) de toda la UE tras los brotes de peste porcina africana en Polonia y los países bálticos. "Unas restricciones que no tienen fundamento y son desproporcionadas", señaló Maat, y a las que se añadieron las restricciones impuestas por Putin a raíz del conflicto político entre Rusia y la UE y que se prolongarán hasta agosto de 2016.

Almacenamiento privado

Es cierto que este sector ha contado este año con medidas europeas que intentaron frenar la caída de los precios. Así, el pasado 9 de marzo se abría una ayuda al almacenamiento privado de carne de porcino en un momento en el que los precios se encontraban un 20% por debajo de la media de cinco años. Esta actuación apenas duró dos meses. El 8 de mayo, la Comisión, con el apoyo de los socios comunitarios, daba por finalizado el periodo para acogerse a este medida, ya que entendía que los precios de mercado de esta carne se habían estabilizado.

Sin embargo, en contra de lo que dice Bruselas, el presidente del Copa insistió en que, a pesar del sistema de almacenamiento privado, los precios continúan estando en niveles críticos, lo que repercute gravemente en los márgenes de los productores y en la sostenibilidad de sus explotaciones. "La situación del mercado de la carne de porcino es insoportable, obligando a algunos productores a declararse en quiebra, lo cual es particularmente preocupante cuando se espera que suba la demanda a largo plazo", alertó Maat, que recordó que el gigante euroasiático era el primer mercado de exportación de este sector.

Y aunque insistió en que es la Comisión Europea la encargada de vigilar el problema y actuar de inmediato si es necesario, solicitó que "si no mejora la situación, debería permitirse a los Estados miembros negociar con las autoridades rusas sus certificados de exportación para que se restablezca el comercio en el sector de la carne de porcino lo antes posible".

La preocupación por la situación que vive el sector porcino también se reflejó en las palabras del presidente de la Cogeca, Christian Pees, que hizo un llamamiento a la Unión Europea para que intensifique las negociaciones con Rusia con el fin de que se suspendan las restricciones sanitarias y fitosanitarias impuestas a las exportaciones europeas de carne de porcino a comienzos de 2014. "Así sería posible reanudar las exportaciones a este país de algunos productos tales como los despojos comestibles y el tocino, que no estaban incluidos en la lista general de los productos prohibidos como consecuencia del conflicto político entre la UE y Rusia", insistió el representante de la organización que engloba las cooperativas agrarias de los países de la Unión.

Pees reconoció que "es absolutamente necesario" hallar mercados alternativos y solucionar la larga lista de barreras tanto sanitarias como fitosanitarias y burocráticas que subsisten en los países terceros (Rusia, Bielorrusia o Japón), algunos de los cuales, insistió, han firmado acuerdos de libre comercio con la Unión Europea (como Corea del Sur, Perú y Colombia, entre otros). "También pedimos que se tomen medidas apropiadas en las regiones más afectadas por el embargo", señaló el máximo responsable de la Cogeca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión