Aragón
Suscríbete por 1€

El mal estado de la carretera entre Jaca y la Peña moviliza a varias localidades

Los afectados promueven mociones en los ayuntamientos y una reunión con el consejero.

Las pintadas en la calzada y las pancartas colocadas junto a la carretera expresan desde el pasado fin de semana el hartazgo de los vecinos por el estado de la carretera autonómica A-1205, que comunica Jaca con Santa María de la Peña por Oroel, principal acceso de pueblos como Anzánigo, Bernués, Botaya, La Peña o Triste. Ciento treinta personas asistieron a la asamblea informativa convocada en el campin de Anzánigo para exigir a la consejería de Obras Públicas que deje de parchearla y ejecute una reforma integral. La reunión contó además con la presencia de cargos públicos de varios municipios, entre ellos Jaca, a los que se ha pedido la presentación de mociones en los plenos de los ayuntamientos.

Los usuarios se quejan de la inseguridad. La A-1205 incumple los estándares mínimos de anchura establecidos por la normativa, en la mayor parte del recorrido no existe señalización horizontal y los elementos de protección, como guardarraíles, han desaparecido o están muy deteriorados. Por no hablar del estado del firme, estropeado por el mantenimiento invernal a causa del uso de grandes cantidades de sal para evitar el hielo y del paso de quitanieves, que destroza los neumáticos y deteriora los vehículos.

"No nos sirve el bacheado de los agujeros que se van abriendo constantemente y tampoco un tratamiento superficial de la calzada, como se hizo en 2010. La plataforma actual de la carretera ha agotado su ciclo de vida. Ninguna carretera es para siempre", señala la coordinadora Segaral, creada hace seis años para reclamar la mejora.Una vía turística

Esta vía enlaza a varios pueblos al borde de la desaparición que necesitan con urgencia una buena comunicación, pero también es una carretera turística, muy frecuentada los fines de semana por motos, bicicletas y autocaravanas, ya que se encuentra cerca de San Juan de la Peña.

El dueño del campin de Anzánigo, Emilio Moliné, que sobre todo aloja a motoristas, grandes usuarios de la A-1205, no se cansa de remitir cartas a la DGA porque "entre la Peña y Anzánigo hay cientos de agujeros". Hace unos días denunció el accidente sufrido por una pareja al pisar su moto un socavón.

"Somos conscientes de que vivimos en la montaña y reivindicamos una carretera de montaña, pero con los estándares de calidad actuales", señala la coordinadora Segaral. Además de la aprobación de mociones (el PAR ya ha anunciado una en el Ayuntamiento de Las Peñas de Riglos e Izquierda Unida se ha solidarizado públicamente con los afectados), el colectivo solicitará una reunión con el consejero de Obras Públicas y ha pedido a los candidatos que incluyan la propuesta en sus programas electorales. Los vecinos volverán a reunirse en Semana Santa para decidir nuevas acciones.

Etiquetas