Aragón

Popovic puede ser castigado con dureza

El árbitro explica en el acta que lo expulsó en el descanso por golpear en la zona genital al delegado de campo del Mallorca

Ranko Popovic y el exzaragocista Miquel Soler se saludan antes del encuentro.

La expulsión que sufrió ayer Ranko Popovic en el descanso del partido de Son Moix augura una grave sanción disciplinaria del Comité de Competición para el entrenador del Real Zaragoza.

Según escribió en el acta el árbitro, Lesma López, la decision de excluir al técnico serbio del banquillo en la segunda parte fue "por propinar un puñetazo en la zona genital del delegado del RCD Mallorca, Antonio Tugores Mayol, una vez finalizada la primera mitad, y dentro del túnel que da acceso a los vestuarios. Dicha circunstancia fue observada por el asistente número 1".

Cuando Popovic acudió a la sala de prensa del estadio, solo 10 minutos después de acabar el choque, nada se sabía aún oficialmente de este hecho. De manera que lo único que quedó dicho al respecto fue la versión que el entrenador blanquillo dio por iniciativa propia y sin poderla contrastar con la del árbitro. "A mí me gustaría saber por qué me ha expulsado. He salido del campo hablando con él, con toda tranquilidad, diciéndole que iba a calmar a mis jugadores porque él ya había dicho que no le gustaba que se le acercaran los futbolistas a dialogar",

comenzó narrando. "Entonces, el delegado de campo del Mallorca, que me estaba provocando toda la primera parte, me cogió de la mano y yo se la solté, haciendo un gesto. El árbitro estaba al lado de mí, hombro con hombro, y no ha visto nada. Se va hacia su caseta y, después de diez segundos, dice que estoy expulsado. Me gustaría saber por qué", prosiguió en su personal narración de lo sucedido en ese incidente que va a traer cola.

Popovic, que vio la segunda mitad en el palco y ya no estaba en el banquillo cuando Lesma expulso al ayer suplente Basha, también dio su parecer sobre esta nueva incidencia negativa para el Zaragoza. "No sé que pasó. Basha seguro que no insultó a nadie. Se levantó y protestó por la tensión, pero eso es tarjeta amarilla, no roja", se quejó.

En relación al juego en sí, Popovic se centró en las decisiones arbitrales como punto de partida. "Ha sido un partido un poco raro desde el principio. Con mucha tensión. Pasó lo que pasó y no voy a hacer comentarios sobre eso. La expulsión de Pedro la vamos a ver por la tele. Si pitas un penalti sobre un jugador que está a punto de marcar un gol y no expulsas al defensor y, a continuación, sí expulsas a otro que solo hace dos faltas en medio del campo, es un poco raro", señaló. "La imagen de mi equipo ha sido buena, no puedo decir nada malo de ellos. Hasta el final, lo han intentado", dijo.

Etiquetas