Despliega el menú
Aragón

Rivera: "Yo estudié la corona catalanoaragonesa y quiero que se hable de Corona de Aragón"

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha respondido a las cuestiones formuladas por los lectores de Heraldo.es

El líder de Ciudadanos contesta a las preguntas de los lectores de Heraldo.es
Rivera: "Yo estudié la corona catalanoaragonesa y quiero que se hable de Corona de Aragón"
Laura Uranga

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (Barcelona, 1979), ha respondido a las cuestiones formuladas por los lectores de Heraldo.es. Debido al gran número de preguntas que han llegado y a la apretada agenda del político, hemos realizado una selección intentando cubrir los principales intereses de la Comunidad.

-¿Haríais algo por equiparar los contenidos de la enseñanza de la historia de España en todas las Comunidades, en concreto en Cataluña con el Reino de Aragón? Mónica San Miguel.

-Mis libros de Historia hablaban de la 'corona catalanoaragonesa' y descubrí después, al visitar Caspe y otros sitios históricos, que la Corona no era 'catalanoaregonesa' sino de Aragón. Soy partidario de que los contenidos básicos de la Historia, la Geografía y otros temas esenciales para una nación sean iguales para toda España. No quiero que en Cataluña se estudien los 'países catalanes', quiero que se estudien las comunidades autónomas y que se hable de la Corona de Aragón.

Nosotros no creemos que este sea un problema de competencias: el Gobierno de España tiene que garantizar esos contenidos. Así que los culpables de estos problemas no son solo los nacionalistas, el PP y el PSOE durante 30 años han mirado hacia otro sitio.

-¿Qué opinión tiene sobre el desarrollo de las comarcas? ¿El problema son las comarcas o la forma de gestionarlas? Ignacio Corchón.

-El problema no es que existan regiones, comarcas o provincias. El problema es que tengamos sistemas políticos que pretenden tener cargos públicos y clientelismo político en torno a la excusa de una comarca.

Nosotros nos comprometemos con un plan de transformación de la Administración pública en el que se supriman duplicidades. Un modelo con ayuntamientos, comunidades autónomas y Administración General del Estado. Suprimiríamos las diputaciones entendidas como ente político, dejaríamos un consejo de alcaldes, y lo mismo para las comarcas.

Que los alcaldes de una comarca se sienten en una mesa de vez en cuando y mancomunen servicios me parece sensato. Lo que no tienen sentido es que creemos toda una estructura política, o de cargos de confianza, que menoscaba el dinero público y encima, de forma opaca, genera ese tipo de clientelismo.

Por lo tanto, no al sistema clientelar de las comarcas y sí a la mancomunidad de servicios básicos.

-¿Cuál es la postura de Ciudadanos respecto a las lenguas propias de Aragón? ¿Estaría de acuerdo con que el aragonés y el catalán fuesen cooficiales en la Comunidad? Juan Pablo Martínez

Vamos a dejar el debate de filólogos para los filólogos. Yo no voy a entrar en el debate de las denominaciones, pero sí creo que se deben garantizar los derechos lingüísticos de los españoles y que lo que está reconocido en nuestros estatutos de autonomía debe poder aplicarse en la administración pública, la educación o cualquier otro ámbito.

Por eso, en lugar de llevar el debate al campo de la identidad hay que llevarlo al campo de los derechos civiles de la gente y creo que así será bastante más fácil de abordar. Ahora mismo creo que, políticamente, tanto los nacionalismos como algunos regionalismos han intentado utilizar la lengua como arma arrojadiza. Creo que hay que tener sentido común y asegurar los derechos lingüísticos tanto en Aragón como en Valencia o Cataluña.

-¿Qué modelo de financiación autonómica plantea Ciudadanos? ¿Tendríais en cuenta la dispersión de la población?  Judit Segarra

-La ley de financiación autonómica tiene en cuenta varios parámetros: dispersión territorial, envejecimiento de la población, la renta... que hay que aplicar en función de cada autonomía. Lógicamente, la dispersión no es la misma en Aragón o Castilla y León que en Cataluña o la Comunidad Valenciana, pero estas autonomías tienen otras peculiaridades.

Esta ley es muy difícil que contente a todo el mundo. En 2014 tocaba volver a debatir sobre la ley de financiación, pero como el Partido Popular no quiere entrar en debates con sus barones territoriales nos ha privado de ese debate a todo el mundo. Yo soy de los que piensa que abordar de nuevo la ley y actualizar los datos de dispersión, los datos de población, de servicios públicos... no creo en un debate de 'esto es mío y esto es tuyo'. Creo en un debate en que se estudie qué servicios públicos tenemos que prestar, qué infraestructuras se necesitan y de este modo poder repartir de la manera más justa. Aunque ese reparto nunca va a contentar a todo el mundo.

- ¿Le gustaría tener un debate cara a cara con Pablo Iglesias? Schuma Garrido

- Por supuesto que creo que sería bueno un debate con Pablo Iglesias, como sería bueno con Mariano Rajoy o con Pedro Sánchez. Varios medios de comunicación me han planteado ese debate y he dicho que sí. Ya no he recibido respuesta ni planteamiento por lo que supongo que por la otra parte habrá sido que no.

Creo que nadie puede intentar gobernar España esquivando debates con otros candidatos. Hoy en día hay cuatro proyectos encima de la mesa (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) y creo que va a ser imprescindible que en los medios de comunicación, en los foros civiles, en las plataformas sociales... admitamos el debate. Creo que es sano y que este país está despertando. Además los medios públicos, privados y las redes sociales pueden colaborar para hacer debates mucho más interesantes que los clásicos con cronómetro.

-Leo en su programa que su partido es partidario del trasvase entre cuencas sin tener en cuenta la opinión de las comunidades. ¿Será ambiguo con este tema cuando se dirija a los aragoneses o defenderá su manifiesto sobre trasvases a pesar del rechazo que tiene en esta tierra? Antonio Palacios

-En Europa, todas las cuencas y todos los países tienen un plan hidrológico nacional. El problema no es tener un plan, sino tener uno malo, como el que se había planteado inicialmente por el Partido Popular. No seré ambiguo, claro que si gobernamos España tendremos un plan hidrológico, pero tendrá en cuenta parámetros y límites. Por ejemplo: el caudal ecológico de los ríos tiene que estar garantizado, no podemos hacer trasvases que luego acaben perjudicando a los regantes de una zona.

En eso, a mi juicio, se equivocó el Partido Popular hace unos años, mientras que el Partido Socialista en lugar de corregir el plan o enmendarlo se lo cargó, y ahora en España tenemos un debate en el que hay un enfrentamiento territorial demasiado beligerante.

Si gobernamos, proponemos crear un plan con límites, en el que los trasvases sean para garantizar agua de boca y servicios básicos a la población española. Para utilizar ese agua bien, no para malgastarla en caprichos de otras regiones.

En definitiva digo sí a un plan hidrológico, pero también al sentido común. Yo me comprometo a abrir el debate a todas las comunidades autónomas, a los regantes y a las personas que afecte, y con ellos buscar una solución sensata.

-¿Cuál es la postura de su partido respecto a la ley del aborto? Elena Pastor

-No es un tema que sea de blanco o negro, tiene muchos matices. Primero, que el aborto no es algo que la gente quiera, es una situación excepcional, un fracaso para la persona que llega a esa situación. Aquí tenemos una dicotomía: ignorar el problema y que la gente busque alternativas ilegales o regularlo y decir en qué plazos y en qué supuestos se puede realizar y en cuáles es delito. Creo que ese es el debate.

A mí no me gusta que la gente interrumpa el embarazo y supongo que quien lo tiene que hacer tampoco, pero es algo que hay que regular. Nos fijamos en las normas europeas y el 80% tienen una ley de plazos que dice los supuestos. De la ley actual modificaríamos dos cosas: la primera, que el aborto no sea un derecho tal como está redactado, sino una despenalización de unos supuestos; y la segunda, que los menores de edad por lo menos comuniquen a sus familias que se produce esa interrupción del embarazo para que puedan recibir ayuda y asesoramiento.

Ese es nuestro planteamiento. Algunos quieren volver a un debate de rojos contra azules, pero la sociedad española no merece debates simplistas sobre temas tan complejos.

- Me gustaría saber qué es lo que tiene pensado hacer Ciudadanos si después de las elecciones generales el PP le pide formar coalición para llegar a la mayoría y formar gobierno. Sergio Remón

Si el PP lo que pretende es que todo siga igual, que no cuente con nosotros. El PP y el PSOE tienen que mentalizarse de que hay enmienda a la totalidad del sistema electoral, del sistema de partidos, de la politización de la Justicia y la Educación, de la falta de reformas en la Administración, de la falta de impulso económico...

Se me ocurren como seis o siete líneas rojas fundamentales de reformas de este país que el PP y el PSOE, en vez de ir en la dirección correcta que les piden la mayoría de españoles, van en dirección contraria.

En la línea que les veo, van hacia las rocas. Nosotros no queremos ir hacia las rocas con ellos, queremos llegar a puerto. Si ellos quieren seguir hacia las rocas.... No podemos hacer nada.

Yo no voy a decir aquello de no pactaré con nadie porque es absurdo porque hay que llegar a acuerdos pero sí que digo que o hay enmienda o no hay pacto.

- Si su partido gobierna, ¿hará algo por la reapertura de la línea del ferrocarril de Canfranc? Javier Madrid

-Es un tema que conozco poco y, por ser prudente, es algo que prefiero que aborden mis compañeros de Aragón. Sí puedo decir que a nivel nacional nosotros estamos planteando un corredor por el Mediterráneo sí o sí. No contra otro corredor, sino porque consideramos que ese corredor tiene que existir. Es una necesidad imperiosa de la economía española y del litoral. No es un proyecto para Cataluña, Murcia o Valencia es un proyecto para España.

Si se demuestra que otras infraestructuras pueden tener cuota de retorno, es decir, pueden tener un impacto positivo económico y el coste es asumible, pues que se realicen.

En el debate de los corredores europeos creo que hay que hacer un debate sensato de cuánto cuesta, cuánto retorna y creo que el Corredor Mediterráneo hay que hacerlo y en todo caso si hay que hacer alguna otra 'pata' en España hay que saber cómo financiarlo y cuánto cuesta.

Etiquetas