Aragón
Suscríbete

Fantasía de música y colores bajo la amenaza de las nubes

Los oscenses salieron a la calle con paraguas para participar en el multitudinario y original desfile.

La cabalgata de Huesca a su paso por la calle Valentín Cardera
Fantasía de música y colores bajo la amenaza de las nubes
J. Broto

La previsión de lluvia y las gotas que llegaron a caer no frenaron las ganas de diversión de los oscenses, que un año más salieron a la calle para participar y contemplar la cabalgata de carnaval. El desfile, que se adelantó a las 18.00 para sortear el frío, partió de la avenida de Monreal con tres carrozas y 23 comparsas que recorrieron el centro de Huesca. Debido a las obras de peatonalización que se llevan a cabo en el Coso Alto, el pasacalles se desvió en la plaza de la Inmaculada para seguir por la calle del Parque y terminar en la plaza de Navarra.

Durante todo el trayecto no faltó la música, que algunas de las comparsas llevaban incorporada acorde con sus disfraces. El colorido y los ritmos sambeños contrarrestaron las bajas temperaturas y la amenaza de las nubes. Y no por ello se fue deprisa, ya que los grupos deleitaron a los espectadores con sus coreografía y la representación de sus papeles, como los mafiosos de la Peña Los 30, con coche incluido.

Aunque por la mañana hubo una fiesta infantil en la plaza de López Allué, fueron muchos los niños que asistieron, junto con sus padres, a la convocatoria vespertina, que tenía el aliciente de los premios a las comparsas más numerosas, la más originales y las mejor ataviadas. Entre ellas estuvieron tres asociaciones de padres y madres, las de los colegios Juan XXII, San Viator y San Vicente. Además de las personas que iban en los grupos de concurso se sumaron a la cabalgata mayores y pequeños con disfraces de todo tipo.

Localidades como Fraga y Barbastro también celebraron su carnaval. Sin embargo, en Jaca y Sabiñánigo las cabalgatas se suspendieron debido a la lluvia.

Etiquetas