Aragón
Suscríbete por 1€

Medio Ambiente mantiene que el coto de Mequinenza estará para la primavera

Una vez modificada la Ley de Pesca, la DGA confía en autorizarlo en febrero, aunque faltarán más trámites. La Federación prefiere ser cauta por si el proceso vuelve a estancarse.

El coto obligará a pagar por pescar y los ingresos obtenidos se destinarán a vigilancia y limpieza.
Medio Ambiente mantiene que el coto de Mequinenza estará para la primavera
Heraldo

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón mantiene que el coto que se va a crear en el embalse de Mequinenza para luchar contra el furtivismo y la suciedad se pondrá en marcha a lo largo de la próxima primavera. Una vez modificada la Ley de Pesca para solucionar las dudas legales que se plantearon, la consejería que dirige Modesto Lobón espera que la orden que autorice el coto pueda firmarse incluso en el mes de febrero, aunque después habrá que completar otros trámites antes de que pueda empezar a funcionar.

Por su parte, la Federación Aragonesa de Pesca prefiere ser más cauta. "Es verdad que estamos contentos con cómo van las cosas, pero han sido tantas las decepciones que no queremos levantar falsas expectativas –explica su presidente, Norberto Royo–. Yo creo que esta vez vamos en el buen camino, pero ya veremos".

Los municipios situados a orillas del Mar de Aragón llevan años reclamando a la DGA que acote el embalse para que haya que pagar por pescar –ahora basta con tener licencia–. De esta forma, los ingresos que se obtengan podrían destinarse a reforzar la vigilancia mediante guardas privados, a recoger la basura acumulada en las orillas y a construir equipamientos para los visitantes.

Esta demanda no fue atendida por el anterior consejero de Medio Ambiente, el aragonesista Alfredo Boné. Sin embargo, tras las últimas elecciones autonómicas el director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, se comprometió por fin a crear un coto deportivo que será gestionado por la Federación con la colaboración de las sociedades de pesca locales.

A pesar de esa apuesta decidida por acotar el Mar de Aragón, Munilla no ha podido evitar que la burocracia y los desencuentros entre los distintos agentes implicados –instituciones, pescadores, empresarios turísticos y hosteleros...– fueran dilatando el proceso durante dos años. Finalmente, el plan técnico del futuro coto salió a exposición pública en el verano de 2013, pero entonces surgió un nuevo contratiempo.

Dudas jurídicas ya resueltas

Entre las 16 alegaciones que se recibieron hubo varias que generaron dudas sobre la legalidad de la propuesta, ya que lo que se plantea es acotar todo el embalse de Mequinenza y no estaba del todo claro si la Ley de Pesca lo permitía.

"No queríamos que alguien acabara tumbando el coto en los tribunales, así que decidimos cambiar la norma para tener total seguridad jurídica –explica Munilla–. Es verdad que eso nos ha vuelto

a retrasar un poco, pero a cambio eliminamos cualquier tipo de incertidumbre".

La Ley de Pesca de Aragón se acaba de modificar a través de la de acompañamiento de los presupuestos para 2015. Además de dejar claro que se puede acotar un embalse entero, se han introducido otros dos cambios pensados para luchar contra los furtivos: por un lado el uso de redes ha pasado a ser una falta muy grave –hasta ahora era grave– y por otro se ha ampliado el plazo de prescripción de las sanciones leves.

"Ahora se están respondiendo a las alegaciones y creo que esa fase se cerrará pronto –detalla el director general–. Posteriormente el coto tendrá que llevarse al Consejo de Pesca de Zaragoza, y después, con el informe que hagamos, solo faltará una resolución mía y la orden que firmará el consejero".

Una vez autorizada la creación del coto, todavía faltarán otros trámites como la firma de un convenio entre la DGA y la Federación, la aprobación del plan técnico y de las normas de uso, la señalización, la contratación de los guardas... Pese a todo, Munilla mantiene los plazos que dio tras anunciar que era necesario cambiar la Ley de Pesca. "Sigo diciendo que debería estar para la primavera", señala.

Por su parte, el presidente de los pescadores aragoneses insiste en no echar las campanas al vuelo. "El plan técnico y las normas de uso aún tienen que pasar por el Inaga, así que esto todavía puede estancarse –comenta–. Lo importante es que ya no se pare, aunque cuanto antes acabe mejor". La semana que viene habrá una reunión entre la DGA y la Federación.

Etiquetas