Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Cuentas pendientes

El Madrid, con Illarramendi en el once, quiere vengar la derrota sufrida en Anoeta

Illarramendi, arriba a la derecha, en el entrenamiento de ayer en Valdebebas.
Cuentas pendientes
Javier Lizón/efe

Rechazada la oferta del Athletic para fichar por el club vasco en el mercado de invierno, la sanción a Cristiano Ronaldo le ha abierto las puertas de la titularidad y Asier Illarramendi regresa hoy al once del Real Madrid. El guipuzcoano vuelve precisamente ante su exequipo, la Real Sociedad, en un partido de reivindicación para el centrocampista guipuzcoano que apenas ha disputado 446 minutos en 13 encuentros de la presente Liga y ahora también se ve presionado por Lucas Silva. El hoyen el Bernabéu en el primero de los dos exámenes sin Cristiano, que según Carlo Ancelotti "está totalmente recuperado del problema en el tendón rotuliano de la pasada temporada" y cuyo castigo, unido a la lesión de Modric, permite que Illarra forme parte del equipo que saldrá de inicio y se reencuentre que sus antiguos compañeros.

Casualmente, hace diez meses, sin Cristiano y con Illarra en el once, el Real Madrid goleó a la Real en Anoeta (0-4), y fue el mediocentro de Mutriku, con un tanto afortunado, quien relanzó a los blancos al abrir el camino de la victoria al filo del descanso, desde la posición de delantero centro. Entonces Illarramendi formó en la alineación en una línea de tres en el mediocampo junto a Modric y Xabi Alonso. Hoy tendrá como compañeros a Kroos e Isco, ya que Ancelotti tiene previsto que su equipo juegue con un 4-4-2 cuando defienda pero mantener el 4-3-3 en ataque, con James por la derecha, Bale escorado la izquierda en el sitio de Cristiano, y Benzema en su puesto de ‘9’.

Nuevo tridente ofensivo madridista y nuevo centro del campo en el que Illarramendi está llamado a llevar el mando de un equipo que de nuevo ofrece muchas dudas y desde que faltan Xabi Alonso, Di María y Modric se resiente demasiado en la medular. También Khedira tiene ya la cabeza en Alemania, y ha llegado el momento esperado por Illarra, que también participó en el 5-1 ante la Real de la pasada Liga en el Bernabéu, aunque en ese partido solo jugó los últimos 20 minutos, cuando Cristiano ya había marcado dos de sus tres goles a los donostiarras.

Con la ayuda del imprescindible Kroos y de Isco, que pese a ser mediapunta ha tenido que acostumbrarse al puesto de interior (derecho o izquierdo) y sacrificarse en defensa, Illarramendi tendrá que batallar en el centro contra Bergara o Pardo y un exmadridista como Granero.

"De lo que me han hablado en la Real es que Illarra tiene la cabeza bien puesta", desveló Granero en referencia a un futbolista considerado el heredero de Xabi Alonso que costó al Madrid 39 millones de euros pero no ha respondido a las expectativas, quedó marcado en la eliminatoria europea ante el Borussia Dortmund y, aunque Ancelotti y el primer capitán lo nieguen, no cuenta con la confianza del técnico italiano. "Si Illarramendi ha decidido quedarse es por el bien del equipo. El míster sí confía en él. Va a ser un jugador importante para nosotros, porque la temporada es dura y al final llegamos un poco mermados en Liga y Champions", aventuró Casillas.

Etiquetas