Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los socios de la SGAE vuelven a rechazar las cuentas de 2013 en una asamblea extraordinaria

Ante la falta de acuerdo, que se arrastra desde el pasado verano, la Sociedad tendrá que convocar elecciones para febrero.

La asamblea extraordinaria de socios de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) volvió ayer a rechazar sus cuentas de 2013, un asunto pendiente desde el pasado verano, que ha provocado un adelanto electoral para el próximo febrero.

Con un 57,32% de votos a favor, el presidente de la entidad, José Luis Acosta, no logró que las cuentas presentadas fueran apoyadas por dos tercios de los socios, algo preciso al tratarse de una junta extraordinaria, en lugar de la mayoría simple que se necesita en una ordinaria.

Tampoco salió adelante (con el 56,61% de los votos a favor, el 41,40% en contra y el 2% de abstenciones) la propuesta de revisión de la actual regulación del reparto de los derechos que genera la emisión de música en la televisión.

Supusieron un récord los 25.997 "votos representados" por los 1.516 socios que votaron –cada socio tiene un número determinado de votos en función de lo que recauda por derechos de autor– entre las asambleas regionales celebradas los pasados días y la de ayer en Madrid.

Pero aunque constituya un récord, los socios que votaron solo suponen el 6,96% de los 20.000 que tienen derecho a ello. Las cuentas, que reflejaban, con una recaudación de 259,7 millones de euros, un descenso de ingresos del 3,2% respecto a 2012, fueron rechazadas en junio al igual que el informe de gestión, por un 56,68%.

Ayer tarde, los votos contrarios a las cuentas reformuladas supusieron el 39,06%, mientras que un 3,62% fueron abstenciones. Es decir, que no pudieron lograr los dos tercios necesarios en las asambleas extraordinarias.

Durante su intervención en la asamblea, tanto el director general como el director financiero de la SGAE expresaron ante los socios su confianza en ganar el recurso presentado contra la multa de 3,1 millones de euros que impuso a la entidad la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC), una sanción que consideran una "herencia adquirida" de gestiones anteriores.

La multa sancionaba las condiciones abusivas que, según la CNMC, impuso la SGAE a los promotores musicales y, en particular, por la tarifa del 10% sobre la taquilla de los conciertos, unos hechos que fueron denunciados por la Asociación de Promotores Musicales en 2005.

Al igual que ocurrió con las cuentas, la reforma de las normas de reparto de los derechos de autor tampoco logró, en la votación celebrada a última hora de la tarde, los dos tercios de apoyos necesarios.

La SGAE inició hace unos meses la revisión de la actual regulación del reparto de los derechos que genera la emisión de música en la televisión con la intención de que lo que el autor perciba por las obras emitidas en una determinada franja horaria se correspondiera con la recaudación generada en la misma.

Se trataba de una medida en contra del "abuso histórico" que, según señaló Acosta en la asamblea, ha supuesto lo que se conoce como "la rueda de las televisiones".

Tras la asamblea de ayer, la SGAE se enfrenta el próximo 26 de febrero a la elección de una nueva junta directiva, compuesta por 39 miembros.

Serán las segundas elecciones que vivirá la entidad tras el proceso de renovación iniciado a raíz de la detención de su expresidente Eduardo Bautista y otros cargos de la SGAE en julio de 2011, acusados de apropiación de fondos.

Etiquetas