Aragón
Suscríbete

La Operación Molinos continúa atascada en el TSJA

El macrojuicio no podrá celebrarse hasta que este órgano decida si hay o no motivo para recusar al tribunal, tal y como piden dos abogados defensores.

La Operación Molinos, la más importante de cuantas se instruyen contra la corrupción en Aragón, sigue atascada en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), por lo que sigue sin haber fecha para un macrojuicio que sentará en el banquillo a 41 acusados. Encabezando la lista figura la exalcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla, para la que se pedirán 37 años de prisión por un total de 22 delitos.

Tras un lustro de tramitación, la causa se encuentra ahora bloqueada en el TSJA como consecuencia de la recusación del tribunal planteada por Carmelo Aured, uno de los principales imputados. Su letrado, César Ciriano, cree que los magistrados de la Sección Primera están ‘contaminados’ (procesalmente hablando) al haber resuelto a lo largo de estos años numerosos recursos relacionados con la instrucción del caso y que por esa razón han perdido la imparcialidad que se les debe exigir. A su recusación se adhirió la exalcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla, a través de un escrito presentado por su abogado, José Antonio Visús.

La propia Sección Primera, encargada de enjuiciar los hechos, se posicionó a finales de noviembre en contra de las causas de la recusación. Ello obligó al TSJA a crear una sala especial, encabezada por el presidente de este órgano, Manuel Bellido, para resolver el incidente. Pero todavía no lo ha hecho, lo que está suponiendo un retraso añadido a una de por sí ya lenta tramitación, dado que todavía hay un plazo para que los letrados propongan pruebas.

Una vez resuelta la cuestión de la recusación habrá que afrontar otro problema, el de encontrar un lugar que reúna condiciones adecuadas para celebrar una macrovista de estas características.

Etiquetas