Despliega el menú
Aragón

Whalley cuenta con la confianza de Popovic

El nuevo entrenador del Real Zaragoza quiere zanjar las dudas que se han abierto sobre la continuidad del guardameta canterano como titular tras sus últimos errores puntuales.

Óscar Whalley vuela sobre una cuerda para rechazar un balón en un ejercicio de entrenamiento
Whalley cuenta con la confianza de Popovic
Guillermo Mestre

"Óscar Whalley necesita ahora confianza y tranquilidad. Y yo se las voy a dar". La frase es de Ranko Popovic, el nuevo entrenador del Real Zaragoza, que tras el entrenamiento de ayer, hizo una clara defensa de la figura del portero canterano, que lleva varias semanas en entredicho a causa de su evidente descenso en el rendimiento bajo los palos, con errores de bulto que han frenado la progresión manifestada desde el inicio de la temporada.

Popovic sugirió que, pasado mañana, tampoco va a acometer el siempre delicado cambio de portero en el equipo. "Whalley tiene opciones de seguir jugando en Albacete. Y va a ser así", aseveró el balcánico en otro pasaje de su discurso en relación al arquero anglohispano, que ocupó buena parte de su comparecencia ante los medios de comunicación. Eso sí, Popovic siempre quiere dejar claro que su apuesta por Whalley no es única y ciega. Al contrario, él no deja de abrir la puerta a la ilusión de cara al futuro tanto al marroquí Bono como al aragonés Alcolea. "Yo insisto en lo que vengo diciendo desde el primer día, en que también cuento con Bono y con Alcolea. Los tres –incluyendo ahí a Whalley– han de estar atentos porque nunca se sabe qué puede suceder a lo largo de una temporada", apostilla.

Ranko Popovic, tal y como avisó el pasado domingo a la conclusión del partido contra la Ponferradina, donde Whalley falló estrepitosamente en un par de acciones claras para el guardameta, reconoce que ha dialogado personalmente con el prometedor portero. "El domingo dije que iba a hablar con él antes que con vosotros (refiriéndose a la prensa). Ahora bien, no he visto nada extraordinario que obligue a hablar demasiado con Whalley. Lo he hecho, pero después de ganar 4-1, no puede darse el mejor escenario para decirle todo sin problemas, con la única intención de mejorar. Todos los porteros fallan. También Casillas y el resto de guardametas de alto nivel. ¿Cómo no va a hacerlo un chico que está empezando?", señala Popovic.

El recién llegado entrenador serbio ha decidido mantener la confianza en Óscar Whalley pese a que, con la destitución de Víctor Muñoz –principal valedor del portero canterano– y el relevo en el banquillo, pareció que tomaba cuerpo el cambio en la portería en beneficio de Bono, hecho que podría justificarse de manera natural en el evidente bajón de rendimiento del joven canterano. "Yo sé que interesa mucho el aspecto de la portería. Leo algunas cositas por ahí... y entiendo que de alguna cosa hay que hablar. No digo que no se tenga derecho a tratar el asunto, pero nosotros, dentro del vestuario, hemos de vivirlo con tranquilidad. Al fin y al cabo, se trata de un chaval de solo 20 años", dice Popovic con intención. "Whalley es un chico que está jugando su primera temporada como profesional, al más alto nivel. Y tiene sus cosas buenas, lo mismo que tiene otras por mejorar", prosigue en su iniciativa para proteger al portero titular de las críticas que sobre su aportación al equipo circulan hace un tiempo en el entorno del vestuario. "El problema de la portería es que ahí se ve todo enseguida. En otro puesto, si uno falla un gol o hace mal un pase, no es tan llamativo. El portero siempre provoca mucha más polémica si comete errores. Pero yo estoy tranquilo y así se lo he transmitido a Whalley y los demás", concluye Popovic sobre este delicado asunto.

Etiquetas