Aragón

El Camino de Santiago en Aragón pierde un 30% de peregrinos

Las vías alternativas han hecho que desde 2009 cada vez sean menos los usuarios de la vía tradicional.

El Camino de Santiago en Aragón pierde un 30% de peregrinos
Heraldo.es

El Camino de Santiago en Aragón ha sido siempre una marca segura con importante repercusión económica en la Comunidad. Sin embargo, el camino francés a su paso por la Comunidad lleva desde 2009 perdiendo peregrinos derivado, principalmente, del surgimiento de vías alternativas.

Desde que en 1993 fuera declarado Patrimonio de la Humanidad más de 4.000 personas peregrinan cada año por el Camino tradicional en tierras aragonesas. Una cifra que disminuye año tras año. Según los datos de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Jaca, en 2009 casi 4.000 peregrinos se alojaron en el albergue de Jaca. En 2013 la cifra fue de 2.676. Lo que supone una pérdida del 30%. Mientras que por otras vías alternativas como la del Camino del Norte (que transcurre por País Vasco, Cantabría y Asturias) pasaron en 2013 más de 25.000 peregrinos. Un dato que supone un incremento del 26% en los últimos tres años.

Otras comunidades como Castilla y León también han experimentado un aumento de peregrinos. En este recorrido francés de 450 kilómetros se han registrado unos 40.000 peregrinos, solo en el primer trimestre de 2014, un 5% más que hace un año.

Menos peregrinos por Aragón

A pesar de que es imposible saber con exactitud cuántos peregrinos pasan por alguna de las vías de la Comunidad, las localidades afectadas han notado que la afluencia de caminantes es menor.

Fuentes de la Oficina de Turismo de Canfranc aseguran que "en el registro de visitantes hemos experimentado un descenso importantísimo de peregrinos de casi la mitad. Mientras que hace unos años registrábamos unos 2.200, en 2013 tan solo pasaron por aquí 1.365", explican. En el caso de la Oficina de Jaca se han registrado solo 447 visitas de peregrinos en lo que va de año.

Francisco Javier Rapún, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca, asegura que "4 de cada 1.000 peregrinos que llegan a Compostela, en el mismo año que comienzan el camino, han iniciado su viaje en Aragón".

Según datos de la Oficina de Santiago, en 2013 solo se repartieron 874 compostelas, el documento que acredita que han concluido el camino, de peregrinos que habían comenzado su viaje en Aragón. Si bien es cierto que la mayoría de los peregrinos no terminan el camino el mismo año que lo empiezan.

"No solo estamos disminuyendo la presencia de peregrinos sino que estamos sufriendo un claro retroceso frente a otras vías", explica Rapún. Según la agrupación encargada de recopilar los datos de peregrinación en la Comunidad, este descenso ha sido consecuencia de la fuerte inversión de otras comunidades en sus tramos y apuestan por potenciar la imagen de la vía en ferias y redes sociales. En este aspecto, la Sociedad de Promoción de Huesca asegura que la crisis ha afectado en los últimos años a todos los destinos turísticos y como consecuencia de esto el del camino se ha podido ver resentido.

Una de las vías alternativas al Camino tradicional en Aragón es el camino desde Montserrat a San Juan de la Peña pasando por Huesca, también llamado el camino catalán. Desde la Asociación de Amigos del Camino de Huesca afirman que "desde que comenzamos a potenciar este camino y se construyó el albergue en Huesca en 2012 el número de caminantes ha ido siempre en aumento gracias en parte a que en Cataluña también se está promocionando mucho", explica Álvaro Ripol, uno de sus portavoces. Unas 1.000 personas peregrinan al año por este camino de los que un 50% proceden de Cataluña y un 30% son extranjeros.

Para promocionar la vía histórica, la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, coincidiendo con el 20 aniversario de la Declaración como Patrimonio Mundial del Camino de Santiago francés, llevó en julio una reunión con las autoridades francesas y actividades culturales con el fin de seguir trabajando en la promoción de esta vía de peregrinación e ir adecuando las zonas afectadas por las riadas, para lo que se invirtieron 440.000 euros.

Unas reuniones que el Ejecutivo tiene pensado reanudar en septiembre y con las que, según el fuentes de Patrimonio, busca "continuar con las actuaciones de protección y divulgación".

Responsables políticos, hosteleros y asociaciones coinciden en que se trata de un "producto turístico estrella" y que genera "un chorro económico fundamental para los municipios por donde pasa, no solo para los albergues sino también para las tiendas de deporte, las farmacias, los supermercados...".

Muchos turistas extranjeros optan por hacer el camino para visitar España. En Aragón cerca del 40% de los peregrinos son extranjeros, especialmente alemanes, ingleses e italianos frente al 4% de franceses.

El patrimonio histórico y cultural del Camino tradicional en Aragón y las actuaciones para su mantenimiento atraen a un perfil de visitantes de mediana edad interesados en el románico. Desde la Asociación de Amigos de Jaca sostienen que "el camino en territorio aragonés conserva la autenticidad porque no está tan masificado como otros. Los peregrinos que lo hacen buscan impregnarse del espíritu del peregrino y de la belleza de sus paisajes".De Somport a Sangüesa

El Camino francés por Aragón se compone de 170 kilómetros desde el Puerto de Somport hasta la localidad navarra de Sangüesa pasando por monumentos naturales y arquitectónicos como Canfranc, Villanúa, Jaca, el Monasterio de San Juan de la Peña, Santa Cruz de la Serós, Puente de la Reina, Ruesta y Undués. Cuatro grandes etapas que componen el camino por el que, en la antigüedad, los peregrinos se dirigían a Santiago.

Etiquetas