Aragón
Suscríbete

La Policía ve cohecho y blanqueo en una venta de tierras del diputado Manu Blasco

Cree que los 600.000 euros que le pagaron por unos campos en Borja en 2006 serían un supuesto pago por su voto a favor de una permuta de terrenos en Zaragoza en el año 2002

Imagen de archivo del diputado autonómico Manu Blasco.
Imagen de archivo del diputado autonómico Manu Blasco
J: M. MARCO

El Grupo de Blanqueo de Capitales de la Jefatura Superior acaba de remitir al Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) dos informes en los que concluye que el diputado autonómico del PAR Manuel Lorenzo Blasco, pudo incurrir en un delito de cohecho y otro de blanqueo al vender unas fincas rústicas de su propiedad en la localidad zaragozana de Borja, siendo concejal de la capital aragonesa. Y llega a esa conclusión porque los hermanos que le pagaron 600.000 euros por esos campos de secano en 2006 fueron los mismos que cuatro años antes lograron que el Ayuntamiento de Zaragoza les aprobara una controvertida permuta de suelo en el barrio de Miralbueno.


Pese al tiempo transcurrido, los investigadores sospechan que ambas operaciones estarían relacionadas. De hecho, la Policía cree que al comprar los campos a Manu Blasco los mencionados hermanos estaban pagándole de alguna manera su voto a favor de la permuta, ya que el investigado era en aquella época concejal de Deportes del Consistorio zaragozano y su partido apoyaba al gobierno del Partido Popular.


Aunque ha sido ahora cuando el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía ha presentado sendos informes al TSJA, como adelantó hace año y medio HERALDO, el origen de estas pesquisas se remonta a enero de 2011, cuando la Agencia Tributaria abrió una inspección fiscal a Manu Blasco para aclarar la compraventa de los terrenos que este tenía en Borja, así como su posterior reflejo en el impuesto de sociedades de 2011. No en vano, el diputado del PAR vendió los campos a través de la sociedad La Galana de Barbalanca, de la que era administrador único, y Hacienda sospechaba que había cometido un delito fiscal al aplicar incorrectamente una desgravación de 113.000 €.


La inspección cristalizó en una denuncia contra Blasco a través de la Abogacía del Estado y, dada la condición de aforado del diputado autonómico, de la instrucción se hizo cargo el TSJA.Compras bajo sospecha

Cuando el Grupo de Blanqueo de Capitales se puso a investigar el caso, partió de los datos recabados durante la larga inspección de la Agencia Tributaria (en la que llegaron a celebrarse hasta 15 entrevistas). Finalmente, la Policía ha llegado a la conclusión de que el diputado del PAR no solo cobró 600.000 euros por los terrenos, sino que luego intentó presuntamente blanquear las ganancias con distintas compras efectuadas por la sociedad La Galana de Barbalanca, entre las que se incluirían un piso, un vehículo y material informático. Aunque el investigado prefirió no pronunciarse ayer sobre este asunto –este periódico lo intentó en varias ocasiones–, durante la inspección de Hacienda justificó todas sus actuaciones. A preguntas de HERALDO, en octubre de 2012, Blasco negó también cualquier relación entre la venta de sus terrenos y la permuta de Miralbueno. Recordó además que el resultado de la votación para decidir aquella operación urbanística fue de 17 votos a favor por 14 en contra. "Por lo tanto, mi voto no resultó significativo ni era imprescindible ni necesario para que la propuesta saliera adelante", dijo.


Durante su investigación, el Grupo de Blanqueo ha interrogado a muchos de los técnicos municipales que participaron en el expediente.Sin embargo, no ha tomado declaración a Manu Blasco.