Despliega el menú
Aragón

La sequía eleva el riesgo de incendio en el sur de Teruel

El Gobierno de Aragón mantendrá la dotación de años anteriores en una temporada que se prevé poco lluviosa.

Teruel, en alerta roja por los incendios
Incendio en el Moncayo en 2012

A solo unas semanas de que comience el periodo de mayor riesgo de incendios forestales, las miradas se dirigen al sur de la provincia de Teruel y a la comarca de Gúdar Javalambre. La sequía que viene sufriendo la zona desde octubre del pasado año la coloca como el blanco perfecto para la aparición de pequeños fuegos. Se trata de uno de los primeros indicadores de la campaña de prevención y extinción de incendios que se viene desarrollando desde hace meses desde la Dirección General de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón.

En algunas comarcas aragonesas como las Cuencas Mineras ya se están llevando a cabo labores de adecuación de los montes para prevenir la campaña de incendios que suele comenzar con la llegada de la primavera y que ya están azotando la zona del levante.

"Todavía nos encontramos en la fase media de activación pero la situación a día de hoy es que la comunidad puede dividirse en dos: Por un lado la zona del sur de Teruel, con sequía y mayor riesgo, y por otro lado el resto de la comunidad donde las lluvias de los últimos meses han preparado el terreno", afirma el director general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Roque Vicente Lanau.

La zona de riesgo afectaría principalmente a la comarca de Gúdar Javalambre, Rodeno, Albarracín y la comarca de Teruel.

Aún así, el número de incendios registrados en la Comunidad en lo que va de año refleja un "comportamiento normalizado en estas fechas". "En general el resto de Aragón reúne unas condiciones frecuentes a pesar de que estos últimos 15 días las temperaturas han sido más altas y no hemos tenido precipitaciones y tampoco las esperamos a corto plazo", explica Vicente.

Para continuar con la tendencia de 2013, la Dirección General de Gestión Forestal mantendrá para este verano los efectivos del año pasado con una dotación de unas 1.200 personas. Así, en la campaña de alta activación, la Comunidad volverá a contar con unas 62 cuadrillas forestales, unos 80 puestos de vigilancia, alrededor de 40 vehículos autobomba y medios aéreos y terrestres." La disposición de la puesta en marcha de los dispositivos estará asociada a los niveles de riesgo. Este año contaremos con los mismos que el pasado año porque no se prevé un verano muy lluvioso", asegura el responsable de Gestión Forestal.

Con la vista puesta en 2013

En lo que va de año se han producido un total de 144 incendios en toda la Comunidad con una superficie total de 189,7 hectáreas. 76 se produjeron en Zaragoza, 42 en Teruel y 26 en Huesca. 

Datos muy parecidos a los que registró la región el año pasado, el menor número de incendios en los últimos diez años.

Las abundantes lluvias, las riadas y las bajas temperaturas al comienzo del verano ayudaron a que tan solo se produjeran 174 incendios con una superficie total de 341 hectáreas. Unos datos muy esperanzadores después del fatídico 2012, en el que grandes incendios como el de Calcena o Castanesa contribuyeron a que ardieran más de 8.200 hectáreas de montes aragoneses. 

Lamentablemente, las causas más numerosas siguen siendo las negligencias y los descuidos seguidos solo por los fuegos intencionados. "Todavía nos encontramos en una situación en la que las negligencias y los fuegos intencionados ocupan el 82% de las causas en lo que va de 2014. Desde la DGA queremos incidir en la prevención. Los ciudadanos somos parte del problema pero también de la solución.", insiste el director de Gestión Forestal.

Etiquetas