Despliega el menú
Aragón

La lluvia complica la vuelta con 5 horas de atascos en Monrepós

Centenares de conductores que quisieron adelantar su regreso desde el Pirineo sufrieron 14 kilómetros de retenciones.

El viaducto del río Isuela es el más largo de todo el trazado con 320 metros
monrepos

La Jefatura Provincial de Tráfico ya avisó el miércoles de que aunque el mayor volumen de tráfico de la operación retorno se iba a registrar en las carreteras con destino a la playa, el principal punto negro iba a ser una vez más el puerto de Monrepós (N-330) y sus predicciones se cumplieron. Centenares de vehículos se vieron atrapados en dos atascos a la altura de Sabiñánigo y de Caldearenas que formaron colas de 14 kilómetros durante cinco horas.

No obstante, esta vez las retenciones se adelantaron respecto a anteriores operaciones retorno de Semana Santa ya que la lluvia con la que amanecieron los valles del Aragón y de Tena animó a muchos visitantes a anticipar su regreso, lo que provocó que los atascos se concentraran entre las 12.30 y las 17.30 de la tarde. A partir de entonces, la circulación ya fue «fluida», según informó el Centro de Gestión de Tráfico.

Uno de los afectados comentó precisamente que después de pasar unos días de descanso en su vivienda de segunda residencia de Jaca decidió adelantar su vuelta. «Por miedo al atasco, hemos pensado en bajar antes de comer para que no nos cogiera. Pero cuando estaba cargando las maletas en el garaje del edificio ya me he encontrado con varios vecinos que habían tenido la misma idea que yo. Y al final hemos debido de caer todos», afirmó.

Tras emprender la marcha sobre las 13.00, empezó a sufrir retenciones a la altura del desvío de Sabiñánigo hacia Biescas. «Hemos ido muy lentos hasta el puerto de Monrepós. En la parte alta, cerca del desvío a Caldearenas, hemos estado literalmente parados. Y luego ya otra vez con tráfico lento por los túneles hasta que hemos llegado a Nueno», explicó.

«Me ha costado bajar el doble»

A la fina lluvia que caía a esa hora sobre la carretera, se unió también la niebla que cubrió el alto de Monrepós durante buena parte de la jornada, lo que complicó más la circulación. «Al final, el trayecto entre Jaca y Huesca, que normalmente hacemos en unos 45 minutos, si vamos relajados, nos ha costado casi el doble de tiempo», comentó este afectado.

Precisamente para intentar esquivar estos atascos, la Jefatura Provincial de Tráfico había recomendado utilizar como alternativa la A-132 por Santa Bárbara.

Un motorista, grave

En Huesca, el balance provisional de accidentes de la Semana Santa es positivo ya que desde que se puso en marcha la segunda fase de la operación retorno el miércoles y hasta ayer solo se había registrado un accidente grave. Fue un motorista de 17 años, C. A., que chocó contra un obstáculo y cayó al suelo en un camino entre el Canal de Pertusa y Barbuñales. Fue trasladado al hospital comarcal de Barbastro y, más tarde, al Miguel Servet de Zaragoza.

Además, en La Puebla de Castro, dos vehículos chocaron a las 11.00 en la N-123a, a la altura del kilómetro 21, causando tres heridos leves que fueron trasladados al centro de salud de Graus. Acudió la Guardia Civil, ambulancias del 061 y bomberos de Ribagorza.

Etiquetas