Despliega el menú
Aragón

"La apicultura es un sector que no se rinde"

Es la cuarta generación de la empresa Fortea de Barbastro, una de las mayores plantas productoras de Aragón.

Alejandro Fortea muestra algunos de los productos que comercializa esta firma de Barbastro
"La apicultura es un sector que no se rinde"

Llevan desde 1929 dedicados al sector de la miel y desde entonces, no han dejado de innovar. Por ello, la empresa Fortea, con sede en la localidad de Barbastro (Huesca), que tiene su origen en la familia que le da nombre, es ahora una de las mayores productoras de miel de Aragón. "Tanto mi bisabuelo como mi abuelo trabajaban ya con la cera de las abejas", relata Alejandro Fortea, actual gerente y quien representa a la cuarta generación de esta familia de emprendedores. A continuación, explica, su padre inició su andadura en la empresa envasando la miel y vendiendo material apícola. "Mi generación está siguiendo sus pasos, abriendo un poco más el mercado", añade Alejandro Fortea.

La firma vende diferentes variedades de miel, como la de tomillo, naranjo, romero o 'mil flores', además de jalea real, polen y propóleos (esto es, una compleja mezcla de ceras, polen, resinas y aceites esenciales con propiedades saludables). 

Completan su oferta con la venta de otros productos, como caramelos, velas y cosméticos, como cremas, protectores labiales y jabones. También disponen de una amplia oferta de material destinado a los apicultores, colmenas ya pobladas y venta de maquinaria apícola de fabricación propia.

Si bien compran gran parte de la miel que comercializan a productores particulares, cuentan también con una explotación de alrededor de 2.000 colmenas, con las que ofrecen servicios de polinización. Las materias primas se procesan en una planta que tiene una superficie de, aproximadamente, 3.500 metros cuadrados. Cuentan además con los servicios de una certificadora, que se ocupa de que sus productos cumplan con todas las exigencias del mercado. "Hay una persona que se ocupa, solamente, de velar por la calidad de nuestros productos, los cuales intentamos mejorar día a día, tanto en su envase como en su contenido", señala Fortea.

La exportación de sus productos supone, por otra parte, el 25% del total de la facturación de la compañía, con envíos a países tanto dentro como fuera de la comunidad europea.

Para lograr este objetivo, tratan de renovar constantemente la maquinaria que utilizan en su planta, logrando, de este modo, que el proceso de producción mejore día a día, algo que, como afirma Alejandro Fortea, "mantiene viva la empresa".

La venta al detalle la llevan a cabo en su tienda de Barbastro y tienen previsto, próximamente, abrir un nuevo comercio en la capital aragonesa. Su página web, www.fortea.com, supone también un importante apoyo a la hora de impulsar sus productos. "Tenemos previsto invertir en ella, porque nos hemos dado cuenta de que es un canal de ventas importante", comenta el gerente de la firma barbastrense.

Productores en alza

Fortea reconoce, sin embargo, la situación del sector de la miel es ahora complicada. "La media de producción está cayendo en picado. La abeja está teniendo un deterioro tremendo a causa de los productos fitosanitarios y herbicidas que se utilizan en el campo, además de la contaminación", denuncia el industrial barbastrense. A pesar de todo, asegura, "el sector no se rinde y gracias a ello, contamos ahora con importantes productores en Aragón, que están trabajando y obteniendo muy buenos resultados".

Para ser un buen profesional de este sector, resulta fundamental, en su opinión, "tener unos conocimientos avanzados sobre el mismo". A muchos productores, asegura, les viene la vocación de familia, de la que obtienen sus conocimientos generación tras generación. "También son los propios apicultores quienes trasmiten lo que han ido aprendiendo con el tiempo unos a otros", asegura Fortea. Señala, además, la importancia de las ayudas destinadas al sector, "sobre todo porque se han dado varios años malos, con campañas nefastas".

Volver al suplemento Heraldo del Campo.

Etiquetas