Despliega el menú
Aragón

Garnachas de Campo de Borja en plena forma

El club de golf La Peñaza, de Zaragoza, fue escenario de una interesante cata de vinos de garnacha de la D. O. Campo de Borja en la que volvió a quedar de manifiesto el buen momento de forma de los caldos de esta zona, que se medirán próximamente contra cientos de vinos de todo el mundo en Perpiñán.

Los seis vinos de la D. O. Campo de Borja que se cataron en La Peñaza
Los seis vinos de la D. O. Campo de Borja que se cataron en La Peñaza

El edificio que alberga la sede social y el restaurante de La Peñaza fue escenario de esta cata, cuyos participantes pudimos disfrutar, además de los vinos, de unas fantásticas vistas y de un ambiente relajante que enmarcó a la perfección un acto como este, en el que la tranquilidad sentó muy bien para valorar las características de las seis referencias que se probaron. El acto fue conducido de forma magistral por el secretario del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Campo de Borja, José Ignacio Gracia. La presentación y bienvenida de los anfitriones la hizo el director gerente del club, Pablo Menéndez.

Al tratarse de una cata matinal, los paladares agradecieron que se abriera la degustación con el cava rosado de garnacha Bordejé, fresco y goloso y un claro exponente de las potencialidades de los vinos de garnacha.

El vino revelación

Siguió un vino que acaba de salir al mercado y que dará que hablar: el Heredad Red 2011, de Bodegas Carlos Valero, cuya elaboración, con vino de garnacha de Campo de Borja, corre a cargo del enólogo escocés afincado en Aragón Norrel Robertson, uno de los pocos poseedores del título de ‘master of wine’ que hay en el mundo.

Fue la revelación de la cata: destaca por su frescura y la presencia sobresaliente de la fruta sobre un fondo muy bien integrado de la madera (estuvo nueve meses en barricas nuevas de roble francés). Muy delicadas me parecieron sus notas balsámicas y referencias minerales. En el paso por boca es muy sedoso y fácil de beber, aunque con la agradable y característica acidez típica de las garnachas bien elaboradas. Un caldo al que auguramos una exitosa trayectoria.

Su protagonismo en este acto, además, es más meritorio si tenemos en cuenta que se codeó con cuatro pesos pesados de la denominación de origen, habituales en las catas del Consejo Regulador de Campo de Borja: Terrazas del Moncayo (Bodegas Santo Cristo, de Ainzón); Fagus 2010 (Bodegas Aragonesas); Tres Picos 2011 (Bodegas Borsao) y Alto Moncayo 2011, de Bodegas Alto Moncayo, que estuvieron al gran nivel al que nos tienen acostumbrados. Este último lo bebimos de botellas de formato magnum, ya que las de tres cuartos están agotadas después del 'boom' que supuso para la marca que Robert Parker les diera 100 puntos a dos de sus añadas en una reciente cata vertical.

La conclusión de la cata es muy satisfactoria: las garnachas de Campo de Borja están en buena forma, dispuestas a dejar en buen lugar a la representación aragonesa que acudirá a principios de febrero a la segunda edición del concurso internacional Granaches du Monde, en Perpiñán.

Panel de Cata

 

Daremos cumplida información del desarrollo del concurso y de las medallas que vengan para España, pues tengo el honor de haber sido invitado a formar parte del panel de cata, junto con otros jurados aragoneses, el profesor Juan Cacho y los enólogos Jorge Navascués, Fernando Ballesteros y Ernesto Franco. Participaremos en el panel que catará y valorará los más de 400 vinos que van a competir, junto a otros enólogos, técnicos, productores, críticos y prescriptores de todo el mundo. También asistirán Eduardo Ibáñez, presidente de la D. O. Campo de Borja, y José Ignacio Gracia, secretario.

En 2013, la representación aragonesa ascendió a medio centenar de vinos, que se trajeron nueve medallas de oro y 16 de plata. Se presentaron 350 vinos de todo el mundo (Francia, España, EE. UU., Australia, Grecia, Italia, Argentina, Israel, Sudáfrica, Brasil y Macedonia).

Campo de Borja es la que más medallas de oro se trajo, con Borsao Tres Picos 2011, Alto Moncayo 2010, Aragonia 2008 y Coto de Hayas Garnacha Centenaria 2011 (Bodegas Aragonesas) y Pagos del Moncayo 2011. Dos se fueron para la D. O. Cariñena –Aldeya Garnacha 2011 (Aylés), y Magnífico 2010 (Ignacio Marín)– una para la D. O. Calatayud con Marqués de Montañana 2011 (Axial) y la otra se la llevó Evohé 2011 (Bajo Aragón).

Ver otros vinos aragoneses recomendados.

Etiquetas