Aragón
Suscríbete

Un total de 118 personas esperan un trasplante en 2014

El tiempo de respuesta en esta Comunidad en el caso de los trasplantes de corazón e hígado está "por debajo de los dos o tres meses".

Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza
El Miguel Servet realiza entre 5 y 10 mastectomías preventivas al año
GUILLERMO CALAHORRA

Un total de 118 personas esperan un trasplante en Aragón con fecha 1 de enero de 2014, lo que supone dos menos que en 2013, una "cifra muy contenida", que "permite decir al enfermo que espera que es la persona que con más probabilidad y antes va a poder conseguir salvar su vida gracias" a esta operación.


Así lo ha señalado en rueda de prensa el coordinador autonómico de trasplantes, José Ignacio Sánchez Miret, quien ha comparecido junto con el director general de Planificación y Aseguramiento del Gobierno de Aragón, Antonio Villacampa.


Sánchez Miret ha comentado que el tiempo de respuesta en esta Comunidad en el caso de los trasplantes de corazón e hígado está "por debajo de los dos o tres meses". En el caso del renal, más de la mitad de las personas que entran en diálisis lo reciben en los dos primeros años de esta, mientras que si es de un donante vivo "no hay tiempo de espera".


En relación con estos últimos, ha subrayado que la donación renal de vivo ha permitido realizar once trasplantes en Aragón en 2013, el 13% de los 85 trasplantes de riñón efectuados y que supone un crecimiento del 4% en esta modalidad.


En este sentido, ha recordado que solo pueden ser donantes en esta modalidad personas sanas y que "se comprometan a cuidarse" y, de hecho, "la persona que dona un riñón tiene la misma calidad de vida" e incluso es "más longeva". Según ha precisado, los donantes vivos son familiares directos o amigos íntimos de la persona enferma.


Para dejar constancia de que el acto es "altruista", se firma ante el juez, en el Registro Civil, que "el único valor es ayudar al enfermo y no dañar al que dona". Ha añadido que de prometido pasan dos o tres días en el hospital y "en una o dos semanas están incorporados a su vida normal".

Trasplante cardiaco 


El coordinador autonómico de trasplantes ha defendido que el Hospital Miguel Servet mantenga el programa de trasplantes de corazón "por la alta tasa de donación, la existencia de enfermos que lo necesitan" y la profesionalidad de quienes lo efectúan.


Sánchez Miret ha manifestado que desde que existe el programa en Aragón, en 2000, "estamos trasplantando a más aragoneses", mejorando por tanto la asistencia, así como "la curva de supervivencia, que en la Comunidad está entre un 2 y 4% por encima de media española".


Por su parte, el director general de Planificación y Aseguramiento, Antonio Villacampa, ha remarcado que "el programa de trasplante cardiaco en Aragón no se toca" porque tiene "tremenda calidad y aporta un valor añadido", equiparable a la de cualquier otro servicio del Estado español.


Así se han pronunciado ambos después de que la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) recomendara que este programa esté en hospitales que al menos hagan 15 trasplantes por año, cuando en Aragón la cifra es inferior.


Villacampa ha aclarado que teniendo en cuenta las recomendaciones de la ONT la intención del Gobierno es "dirigirnos a las Comunidades autónomas vecinas" que no cuentan con él "para intentar ampliar el campo de acción". Este lunes se trató esta cuestión en La Rioja y "visitaremos" también Navarra, Castilla La Mancha y Castilla León.