Despliega el menú
Aragón

Sanidad

Oliván: "El único objetivo del departamento es lograr un sistema sanitario sostenible"

Ibeas (CHA) lamenta que el consejero "que tiene que garantizar una mejor calidad de vida" a los aragoneses, "la esté empeorando"

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha insistido este viernes en subrayar que el "único objetivo" de su departamento es lograr "un sistema sanitario sostenible" que permita atender "con criterios de calidad al paciente de hoy y al de mañana".

Así lo ha asegurado el consejero en respuesta a una interpelación formulada por la portavoz del grupo parlamentario de CHA, Nieves Ibeas, en el pleno de las Cortes, en la que solicitaba información sobre la reestructuración del Servicio Aragonés de Salud en lo concerniente a la atención primaria y especializada.

El consejero ha remarcado que todas las medidas que se adoptan "concuerdan al cien por cien" con la opinión "del Gobierno de Aragón, de los sindicatos, de los profesionales y asociaciones" para poder "sacar adelante al sistema aragonés de salud".

El diagnóstico realizado entre todos los agentes implicados "marca unas líneas de actuación muy claras: aprovechar al máximo los recursos, hacer sostenible económica y financieramente el sistema, innovar a todos los niveles e implantar una cultura de la calidad y la excelencia", para que la Comunidad sea "referente" en materia sanitaria. "Esas son nuestras palancas y todo lo que hacemos se circunscribe a ello".

Entre las acciones emprendidas, ha mencionado que "hemos conseguido desarrollar un plan de recursos humanos, aprobado en la mesa sectorial, para resolver el tema de las jubilaciones", y ha avanzado que se está ultimando un decreto para crear "la figura del emérito", para que los profesionales con más experiencia "puedan ser aprovechados" para docencia, investigación o para ayudar en cuestiones asistenciales.

Además, ha recordado la ley de autoridad pública a la que "los profesionales dan importancia por un doble objetivo", ya que permite que prevalezca la opinión del experto y, a la vez, protege a estos profesionales de la sanidad "de cualquier acontecimiento desagradable".

"Un poco de coherencia"

Tras reclamar a la portavoz de CHA "un poco de coherencia y seriedad en sus planteamientos", ha detallado que más de 300 personas se han adherido al programa de protección social y ha manifestado que, antes de su puesta en marcha, se informó a las ONG y se recogieron sus sugerencias.

Esta medida "fue un paso adelante del Gobierno de Aragón, dentro de los límites legales, para garantizar una mayor calidad asistencial a las personas que tienen vocación de ser aragoneses" y el consejero solicitó a estas entidades "que trasladaran a estos colectivos las condiciones y contenidos del programa", a lo que ha agregado que "en mi opinión había más personas que cumplen las condiciones" para beneficiarse del mismo.

En todo caso, "invito a que cualquier persona que entienda que no se le atiende convenientemente vaya a los servicios de usuarios para advertir de dicha circunstancia".

Por otra parte, ha explicado que se ha decidido eliminar a las enfermeras de enlace, al entender que "los profesionales más preparados para hacer el seguimiento de sus pacientes son las enfermeras de cada centro de salud en relación con su cupo de pacientes --crónicos, polimedicados y personas de edad avanzada--".

En el caso de las sustituciones, ha aseverado que se realizan en lo "estrictamente necesario. Los recursos son los que son y cualquier gestor de la sanidad tiene que aprovecharlos al máximo", teniendo en cuenta que "lo fundamental es la atención al paciente". Si gestionar esos recursos "pasa por reorganizar la carga asistencial en esfuerzo y horarios, eso seguiremos haciendo", ha dicho Oliván.

Objeto del "descontento" ciudadano

La portavoz de CHA, Nieves Ibeas, ha preguntado al consejero "cómo se siente" al saber que es objeto "del malestar, preocupación y descontento" de la ciudadanía y "qué piensa" al ver las protestas ciudadanas y las quejas de ONG y de las sociedades científicas que advierten de que "su actuación es un despropósito y tendrá un coste para muchas personas".

"Usted tiene en la mano las 400 medidas para la salud pública que coincide en cantidad con esos 400 millones que ha sido capaz de ahorrar a costa de la prestación sanitaria", ha observado, para indicar que el 67 por ciento de la población considera "regular, mala o muy mala su gestión en sanidad pública".

La diputada ha criticado las listas de espera y, como ejemplo, ha apuntado que son de "un año" para las pruebas de la alergia, que "les debe parecer que es poco, como no se te cae un brazo", ha ironizado. Asimismo, ha cuestionado si "no se siente concernido cuando en Huesca esperan un año para realizar una operación de cadera".

En este punto, ha advertido de que "el problema que usted está generando es estructural, ataca a la línea de flotación del sistema sanitario público aragonés" y ha lamentado que se dejen "camas fuera de servicio, los recortes de personal que están en la base de todo" o que estén "desmantelando" centros como el Pablo Remacha del barrio de San José.

"Gestione bien"

Respecto al recorte de personal, Ibeas ha alegado que "no por haber menos personal sanitario habrá más calidad, eso es imposible", por lo que le ha exigido que "gestione usted bien porque no podemos permitirnos este lujo".

"Asuma que tiene aquí un papel que cumplir, dé respuesta a las necesidades que le demanda la ciudadanía", ha exigido Ibeas, para reprochar a Oliván que tilde las protestas de "movimientos preventivos" cuando se han registrado "12.000 tarjetas sanitarias menos y solo 303 personas se han acogido al programa aragonés de protección social".

Nieves Ibeas ha alertado de que el consejero "que tiene que garantizar una mejor calidad de vida" a los aragoneses, "la está empeorando" y le ha emplazado a que se "ponga en la piel de la gente".

Etiquetas