Aragón
Suscríbete por 1€

Sanidad

La subida del precio de los medicamentos excluidos irrita a los usuarios

Las asociaciones de consumidores denuncian la medida y las farmacias advierten de que algunos pacientes han dejado de comprar determinados fármacos, cuyo coste se ha llegado a duplicar desde que la Seguridad Social dejó de financiarlos.

Un usuario compra medicinas en una farmacia
La subida del precio de los medicamentos excluidos irrita a los usuarios
EFE

Cuando la gripe ha alcanzado el nivel de epidemia en Aragón, donde se han producido 2.630 casos en una semana, las asociaciones de consumidores, farmacias y sindicatos médicos alertan de la repercusión que ha tenido la exclusión de la Seguridad Social de más de 400 medicamentos, cuyo aumento de precio -en algunos casos se ha duplicado- está obligando a algunos pacientes a dejar de comprarlos.

Varios de los fármacos afectados son anticongestivos y mucolíticos que suelen recetarse para paliar los efectos de la gripe, pero también se ha disparado el coste de otros medicamentos, como el protector estomacal Almax o el Fortasec, para tratar la diarrea. No suelen ser productos muy caros, pero esta subida ha agotado la paciencia de muchos consumidores ya afectados por el copago. El caso más llamativo es el del Daflon, cuyo precio ha subido un 127% para pasar de 8,8 a 19,98 euros.

“Estamos viviendo las consecuencias de que la salud se convierta en objeto de mercado”, denuncia José Ángel Oliván, presidente de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), organización crítica con el copago y la exclusión de estos medicamentos del Sistema Nacional de Salud (SNS). “Nunca hemos compartido esa tesis de que los pacientes compren fármacos por gusto. Los medicamentos que financiaba la Seguridad Social los recetaban los médicos, no son fruto del capricho de nadie”, continúa Oliván.

“Lo normal es que al principio descienda el consumo, como ocurrió cuando dejaron de financiar el Frenadol, pero poco a poco se volverá a la normalidad”, analiza Ramón Jordán, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, quien aclara que la responsabilidad de esta subida no es de estos profesionales: “Cuando los fármacos están bajo el paraguas del SNS bajan su precio hasta muy por debajo de la media europea, por lo que, si se dejan de financiar, los laboratorios lo suben hasta equipararlo al de otros países”, detalla Jordán: “Por supuesto, no puedo estar de acuerdo en que suban un 100% de la noche a la mañana. Debería hacerse de forma gradual”.

Descenso de las ventas

Desde algunas farmacias aragonesas aseguran que ya han notado un descenso de las ventas de estos productos, cuyo precio ha aumentado una media de un 50%, aunque hay casos extremos en los que el incremento ha sido mucho mayor. “Hay gente que está dejando de comprar estos medicamentos. Algunos de ellos solo sirven para aliviar los síntomas, así que los usuarios optan por sufrir un poco más hasta que pase la enfermedad y ahorrarse ese dinero”, asegura la dueña de una farmacia situada en el Actur.

Para otras, todavía es pronto para evaluar el impacto de este aumento de precio, pero sí aseguran que la medida no ha sentado bien entre sus clientes: “Se quedan sorprendidos cuando les decimos el precio, ya que son medicamentos que suelen comprar habitualmente y de repente han subido muchísimo”, explica Juan Sebastián, titular de otra farmacia zaragozana.

Desde la sección médica del sindicato CSI-F también alertan de las consecuencias de esta exclusión de medicamentos. “No son fármacos demasiado caros, pero que en una situación como la actual un producto que costaba 3 euros pase a 6, es prohibitivo. Muchas familias están al límite y de algún sitio tienen que ahorrar”, denuncia Evangelino Navarro, responsable sanitario de esta entidad: “Estamos en pleno siglo XXI y vamos a volver a la época de los remedios caseros”.

El caso del Daflon

Si las farmacias ya advierten del descenso en las ventas de anticongestivos y mucolíticos, el caso más extremo es el del Daflon, un anticoagulante para mejorar la circulación periférica en pacientes con insuficiencia venosa. El precio de este medicamento se ha disparado de 8,8 euros a 19,98, un aumento del 127%. “Los clientes que lo necesitan se lo piensan dos veces, y algunos ya han dejado de comprarlo”, indican desde esta farmacia del Actur: “No tomar Daflon no tiene por qué dar problemas a corto plazo, pero a medio y largo puede tener riesgos graves, como trombos, infartos o ictus, que serán más caros para la Seguridad Social que financiar parte de su precio”.

Etiquetas