Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Comedores escolares

Miles de familias aragonesas, pendientes de la huelga de monitoras

Las representantes de estas trabajadores mantienen la convocatoria, pero aseguran que se sentarán a negociar si reciben la llamada del órgano mediador. Las empresas también manifiestan su voluntad de llegar a un acuerdo.

Comedor escolar en Zaragoza
Decenas de familias renuncian a las medias becas de comedor al no poder pagar el resto
GUILLERMO MESTRE

La vuelta al cole tras las vacaciones navideñas será, salvo que a lo largo de este lunes se produzcan novedades en las negociaciones entre las monitoras de comedor y las empresas del sector, más 'conflictiva' de lo habitual. Los sindicatos que representan a las trabajadoras de los colegios públicos mantienen la huelga indefinida convocada desde el 8 de enero, por lo que más de 20.000 alumnos de infantil y Primaria podrían verse afectados, según cálculos de CC.OO y UGT.

Las empresas garantizaron este domingo el cumplimiento de los servicios mínimosy manifestaron que mantienen su predisposición para seguir negociando para alcanzar un acuerdo con el colectivo de monitores. Una voluntad que también han expresado las representantes de las monitoras, por su parte, aseguran que también se sentarán a negociar si reciben la llamada del órgano mediador.

A la huelga están convocadas unas 1.400 monitoras -la inmensa mayoría son mujeres- de todo Aragón, en protesta por la falta de acuerdo en la negociación de su convenio colectivo. Los trabajadores piden a sus empresas que respeten sus condiciones salariales y de antigüedad. El jueves pasado, fracasó el acto de conciliación entre las empresas y los trabajadores en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA). Cinco empresas y varias asociaciones de padres gestionan el servicio de comedor y contratan a las monitoras. De esta forma, salvo que las negociaciones se retomen a lo largo de este lunes y ambas partes lleguen a un acuerdo, la huelga se mantendrá.

Polémica por los servicios mínimos

Por su parte, el Gobierno de Aragón publicó el viernes en el BOA la orden que regula los servicios mínimos. Se han fijado unos servicios mínimos del 100% en los centros de educación especial y en aquellos cuyos alumnos sean beneficiarios del transporte escolar. Para el resto de centros, habrá un monitor por cada comedor escolar, uno por cada 30 alumnos de Infantil y uno por cada 50 de Primaria.

Los sindicatos consideran que se trata de unos servicios mínimos "abusivos". En las recientes huelgas generales, no se decretaron servicios mínimos para este sector. "No podemos garantizar que se vayan a cumplir los servicios mínimos", asegura Ana Royo, secretaria de organización de la federación de servicios de UGT Aragón. .

Etiquetas