Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sigue convocada a partir del 8 de enero

Fracaso de las negociaciones entre monitores y empresas

Los monitores de comedores escolares de Aragón y las cuatro empresas que gestionan el servicio no han llegado a ningún acuerdo en la reunión que han mantenido en el SAMA.

Protesta de monitores de comedores escolares en Zaragoza
Fracaso de las negociaciones ante la huelga de monitores de comedores escolares
ASIER ALCORTA

Los monitores de comedores escolares de Aragón y las cuatro empresas que gestionan el servicio no han llegado a ningún acuerdo en la reunión que han mantenido en el SAMA, por lo que los trabajadores mantienen la huelga indefinida que tienen convocada a partir del 8 de enero. 

En la reunión, que se ha prolongado durante casi siete horas en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), no ha sido posible llegar a acuerdos porque las posturas están, si cabe, todavía más alejadas y enfrentadas que cuando comenzaron las negociaciones en abril de 2012 del cuarto convenio colectivo del sector, ha dicho Ana Royo, secretaria de Organización de la Federación de Servicios (FeS) de UGT Aragón.

El punto principal de discrepancia es la retribución salarial en un convenio a cinco años en el que "asumimos la pérdida de poder adquisitivo" al proponer la congelación de salarios en 2012 y 2013, pero una subida del 0,25 en 2014 y que estaría ligada al IPC en los años 2015 y 2016, ha explicado.

Mientras que las empresas proponen un incremento cero en 2012-2013 y 2014, del 0,35 en 2015 y del 0,50 en 2016, pero ni hablar del IPC, ha agregado.

Royo ha recordado que es un colectivo que trabaja 178 días lectivos al año, un mínimo de dos horas y un máximo de tres diarias y que cobra 11,30 euros por jornada y hora efectiva de trabajo, que incluye pagas extras, vacaciones y festivos.

"Es realmente increíble que con una convocatoria de huelga indefinida encima de la mesa", a partir del 8 de enero, cuando terminan las vacaciones escolares, la asociación Aercar, en la que se incluyen las cuatro empresas que gestionan el servicio en Aragón, haya acudido a la reunión en el SAMA con una "actitud totalmente de recorte", ha agregado Royo.

Por parte de los trabajadores, según Royo se han flexibilizado las posturas en dos ocasiones en busca de un punto de encuentro, pero no ha sido posible porque "presuntamente nos tememos que la huelga sea un método de instrumentación de las empresas en contra de la administración, que les debe dinero, ha dicho la sindicalista.

Este viernes, ha informado de que celebrarán una asamblea informativa para los trabajadores del sector, unos 1.400 en Aragón, de ellos el 98 por ciento mujeres, en el Centro Pignatelli de Zaragoza, a las 10.00.

Y aunque la administración educativa no forma parte de la negociación ni de la gestión de los comedores escolares, al ser un servicio externalizado y por contratas -la actual sería hasta 2016-, tendría que estar vigilante de que este servicio tutelado se preste con las máximas garantías, ha agregado Royo.

Delegada en el comité de la empresa Serunion, una de las cuatro, junto a Aramar, Juancibi y Comerbien, que ofrecen este servicio en Aragón, Royo ha criticado, por otra parte, que la consejera aragonesa de Educación, Dolores Serrat, que ya tienen elaborado el decreto de servicios mínimos en caso de que la huelga siga adelante.

Ya que según la sindicalista en las huelgas generales no se decretaban servicios mínimos al no considerarlo un sector esencial, por lo que ha denunciado que la administración quiera ejercer de nuevo el derecho unilateral para "reventar" el conflicto.

En la huelga que ya convocó el sector en 2005, la Federación de Servicios de UGT denunció el decreto y ganaron y ahora ha anunciado que volverán a denunciarlo.

Etiquetas