Aragón

En un artículo de su web

La web de la Generalitat rebautiza la Corona de Aragón como "nación catalana independiente"

Además, reitera la denominación de 'Corona Catalanoaragonesa' en otro artículo de la página oficial a pesar de haber sido reprobada por ello anteriormente.

Extracto del artículo

Un simple error, o tal vez una afirmación sesgada, ha llevado a los responsables de nutrir de contenidos la página web de la Generalitat de Cataluña a dar una nueva denominación a la Corona de Aragón. El autor del artículo en cuestión, que versa sobre la cocina catalana entre los siglos XII y XV d. C., asegura que la "conocida legalmente como Corona de Aragón" fue, oficiosamente, una "nación catalana independiente". Mario Lafuente, profesor e investigador del departamento de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza, no duda en señalar que se trata de una expresión "errónea y desafortunada".

No es el único término polémico que emplea el redactor a lo largo del reportaje, en el que alaba los productos y gustos de "los Países Catalanes" (en referencia a la corona aragonesa), que según indica alegraban los paladares en la refinada corte del Nápoles del siglo XV. Ambas expresiones se repiten en todas las variedades lingüísticas recogidas en el portal: catalán, castellano, inglés, francés y occitano, por lo que se descarta automáticamente la posibilidad de que se trate de un error de traducción.

En otro apartado del portal oficial del Gobierno de Mas, que lleva por nombre 'La Conquista de la Cataluña Nueva, el Reino de Valencia y Mallorca', afirma que "la Cataluña Vieja obtuvo por vía matrimonial el Reino de Aragón". Asimismo, en varios artículos se entremezclan de forma aleatoria los términos Corona aragonesa y 'Corona catalanoaragonesa', dando a entender que las dos expresiones gozan de la misma legitimidad.

Los expertos consultados por Heraldo.es reprueban de forma unánime el uso de estos términos. Lafuente se muestra tajante al respecto: "Que la web de la Generalitat describa a la Corona de Aragón como el modo en que era 'conocida legalmente la nación catalana independiente' no solo es una falacia, sino, sobre todo, la consecuencia de un programa ideológico en el que no tiene ni ha tenido cabida nunca la ciencia histórica".

"Mientras para la mayor parte de los historiadores e historiadoras profesionales la Historia es la ciencia capaz de explicar el cambio social en el tiempo, es obvio que para los partidos políticos mayoritarios la Historia continúa siendo únicamente una fuente de legitimidad y, al mismo tiempo, un instrumento eficaz para cohesionar una masa social", concluye el investigador.

Llueve sobre mojado

No es la primera libre interpretación de la historia que realizan instituciones de la Comunidad vecina. La web de la TV3 -televisión autonómica catalana- no dudaba en señalar, allá por 2010, que los picos del Aneto y Vallibierna están en territorio catalán. A día de hoy todavía aparecen en el listado de las cumbres más imponentes de la Región.

También en un portal digital, esta vez vinculado al departamento de Educación de la Generalitat, se llevó a cabo una polémica reinterpretación geográfica. En concreto, esta incluía un apartado que se refiería a las comarcas aragonesas de La Ribagorza, La Litera, el Bajo Cinca y el Matarraña como la "Cataluña occidental". En uno de los apartados se planteaba a los estudiantes un viaje virtual por los llamados "países catalanes". "Haz un viaje virtual a la Franja, la Catalunya de Ponent", proponía a los jóvenes.

Otro momento que generó un gran malestar entre la comunidad de historiadores fue una comparecencia del exconsejero de Cultura catalán Joan Tresserras (ERC), quien en 2009 renombró en varias ocasciones al monarca aragonés Pedro III 'el Grande' como 'Pere II' y a la Corona Aragonesa como 'Corona catalanoaragonesa'.

"No se puede faltar al respeto a la Historia de esa manera -subrayó entonces Domingo Buesa, medievalista y director de la Academia de San Luis-. Cuando hablan de Corona catalanoaragonesa están mintiendo, esa denominación es un disparate. En la Península Ibérica solo existían dos Coronas, la de Castilla y la de Aragón. Es muy insultante el uso partidista de la Historia, y creo que los poderes aragoneses deberían ser muy duros con esto. Pero el fenómeno no es nuevo. Ya hace años se inventaron un Principado de Cataluña que tampoco existió".

Etiquetas