Despliega el menú
Aragón

Aniversario

Las comunidades de la Corona invocan el Compromiso de Caspe para superar la crisis

La Colegiata de Santa María la Mayor de Caspe ha acogido un solemne acto en el que los presidentes de los parlamentos de Cataluña, Valencia, Baleares y Aragón.

Las cuatro comunidades autónomas de los antiguos reinos de la Corona de Aragón (Cataluña, Valencia, Baleares y Aragón) han invocado el espíritu del pacto y la concordia que guió el Compromiso de Caspe en 1412 como un ejemplo para superar una crisis de magnitud similar a la que se vivía entonces.

La Colegiata de Santa María la Mayor de Caspe ha acogido un solemne acto en el que los presidentes de los parlamentos de Cataluña, Valencia y Aragón, Nuria Gispert, Juan Cotino y José Ángel Biel, respectivamente, y el vicepresidente del parlamento de Baleares, Pere Palau, han conmemorado que hoy exactamente se cumplen seis siglos del anuncio del histórico Compromiso de Caspe.

Este hecho histórico puso fin a un conflicto sucesorio, que se abrió en los territorios de la Corona de Aragón con la muerte sin sucesión de Martín I el Humano, ya que los compromisarios elegidos por cada reino llegaron a un pacto para nombrar sucesor de la Corona de Aragón a Fernando de Antequera, que luego fue Fernando I de Aragón.

La razón suplantó entonces a la discordia y la incertidumbre, ha dicho Pere Palau, y hoy día, ante una crisis de enorme magnitud, es necesario "agudizar el ingenio y aprovechar sinergias en beneficio de los habitantesde los territorios", según Nuria Gispert.

Para José Ángel Biel, es necesario recuperar el espíritu de la política con mayúsculas, como herramienta de paz y como instrumento útil para diseñar una mejor salida a la crisis, mientras que Juan Cotino ha apuntado que, como los antepasados del compromiso, también los actuales dirigentes deben "trabajar por el bien común".

En la declaración conjunta que los cuatro parlamentos han firmado se ensalza el "espíritu confederal" que caracterizaba a la Corona de Aragón, y que, a día de hoy, "tanto potencial tiene para integrar en un proyecto colectivo identidades diversas".

Por eso, se muestran dispuestos a explorar, en el marco legal vigente, "vías y actuaciones capaces de plantear cómo sostener y reforzar" las relaciones entre los cuatro parlamentos.

Hoy, en la "renovación expresa" del compromiso por el pacto y la concordia que inundó Caspe en 1412, y en el mismo lugar, las cuatro autonomías han acordado analizar conjuntamente sus problemas comunes y celebrar anualmente, con carácter rotatorio, una conferencia de presidentes.

El objetivo de estas reuniones será impulsar mecanismos de colaboración e intercambio en el ámbito del derecho civil, de la acción cultural, de la organización institucional y del desarrollo socioeconómico, así como en otras materias que se considere oportunas.

Durante su intervención, la presidenta del parlamento catalán ha hecho una defensa del catalán, y ha dicho que debe ser tratado como patrimonio común de las cuatro comunidades que es.

Gispert también ha defendido el autogobierno como un elemento determinante para lograr la libertad y la buena convivencia, y ha lamentado las "tendencias recentralizadoras", que deben abandonarse, ha dicho, a favor de un "desarrollo plural del Estado en el que tengan acomodo las diferentes realidades".

El presidente de las Cortes de Aragón, por su parte, ha alabado que aquel espíritu de 1412 es un ejemplo de una actitud de "sentido de Estado", que debería primar en una situación como la actual.

Ante la actual "crisis de liderazgo, de valores e identidad", detectada por el vicepresidente del parlamento balear, ha llegado el momento de que el espíritu del Compromiso de Caspe "se implemente" y ayude a los actuales políticos a tomar las decisiones adecuadas.

Antes del acto solemne, los cuatro presidentes han sido recibidos en el ayuntamiento de Caspe por la corporación municipal, encabezados por alcalde en funciones, Jesús Senate, quien ha indicado que con este hecho histórico, la localidad dejó de ser "una población más" para convertirse en el centro "del compromiso y la justicia". También ha instado a los representantes políticos a que sean "dignos sucesores" de este espíritu.

Etiquetas