Aragón

Educación

"Los libros digitales son 10 veces más baratos que los de papel"

Todos los materiales digitales para un alumno cuestan 35 euros al año. El recorte presupuestario de la DGA paraliza la aplicación del programa de Digital-Text en 22 centros.

Los niños que usan pizarras digitales aprenden mejor y participan más en clase
PEDRO ETURA

Los libros de texto multimedia son más modernos, adaptados a las nuevas tecnologías y cambios sociales, más atractivos para los alumnos y más baratos. "Estos libros son hasta diez veces más baratos que los de papel", afirma Aitor Mensuro, director de la zona Norte de la empresa Digital-Text, pionera en España en la elaboración de material digital para colegios e institutos.

Los precios varían en función del número de asignaturas. La licencia para una única materia para el curso completo cuesta 18 euros. Todas las asignaturas cuestan 35 euros (frente a los 300 aproximadamente de los libros en papel en Secundaria). Y la versión ampliada de todos los libros en formato digital y también en papel cuesta 90 euros para todo el curso, según los datos aportados por Digital-Text. Esta empresa surgió hace seis años en la Universidad de Barcelona y ahora ofrece material didáctio en formato digital a 1.200 centros en toda España.

El curso pasado, 27 colegios e institutos aragoneses utilizaban libros multimedia de la empresa Digital-Text, financiados por el Gobierno de Aragón. Para el próximo curso, la DGA deja de subvencionarlos y la mayoría de los centros que utilizaban estos materiales abandonan el proyecto. Para el curso 2012/13 solo siete centros participarán (cinco que ya lo hacían y dos nuevos): CEIP Montecorona (Sabiñánigo), Cristo Rey, Colegio Inglés La Alfranca, Colegio Sansueña, IES Tiempos Modernos, Jesuitas (Zaragoza) y, probablemente, IES Montes Negros (Grañén).

El coste de los libros digitales de los alumnos de los 27 centros que el curso pasado participaron en este programa fue de 105.000 euros, señala Digital-Text. La DGA asumía este coste dentro del programa de gratuidad de libros de texto. En los centros que han decidido continuar el próximo curso, las familias pagarán los materiales, igual que los libros de papel.

"No hay un paso decidido hacia lo digital. La Administración debería fomentar el cambio. Los libros de texto siguen centrados en ofrecer teoría y ejercicios en un formato plano, y estos sabemos que ya no es suficiente. Lo digital debería pasar a tener un lugar preferente, porque sus posibilidades y versatilidad son mucho mayores. Proponemos un modelo mixto donde el soporte digital se vea complementado por el papel", afirma Aitor.

"No podemos estar en el siglo XXI con una metodología del XIX. En este momento se podría haber aprovechado para impulsar la digitalización, por motivos pedagógicos y por su bajo coste. Pero en vez de eso, la DGA elimina el programa Escuela 2.0 y no ofrece alternativas. Es un paso atrás y un error gravísimo. No es un problema de dinero, sino de prioridades", afirma Nieves Burón, de Fapar.

Para poder usar estos libros digitales hace falta un cañón proyector y un ordenador en el aula, y un ordenador con conexión a internet en casa. Estos materiales se aprovechan mejor con pizarra digital, pero no es imprescindible, señala Aitor Mesuto. También es necesaria una formación para los profesores.

La DGA anunció hace unos meses el fin del programa Escuela 2.0 "por su alto coste y porque no queda claro que haya mejorado el rendimiento de los alumnos". En todo Aragón, 375 centros participaban en este programa que había dotado de pizarras digitales a los centros y miniportátiles a los alumnos. La DGA afirmó entonces que iba a estudiar un nuevo modelo de tecnologías en el aula.

Etiquetas