Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

En Aragón

El alto nivel de desempleo satura las ofertas de trabajo

La avalancha de solicitudes que han recibido varias convocatorias en Aragón confirma una tendencia que ha llegado a duplicar el número de candidatos para muchos puestos.

Los más de 15.000 -y subiendo- currículos que ha recogido El Corte Inglés para su nuevo establecimiento en Zaragoza, los más de 2.000 que llegaron a Tarmac Aerosave, filial del Airbus que operará en el aeropuerto de Caudé, o los miles que también espera recibir Puerto Venecia a través de la bolsa de empleo que abrió hace pocas semanas confirman una tendencia que se ha agudizado con la crisis y el desempleo.

Todas las ofertas de trabajo, sean masivas -como los casos anteriormente nombrados- o específicas, para candidatos cualificados o perfiles bajos, acaban saturadas a los pocos días de ver la luz. “Hay mucha más gente en situación de desempleo y, por lo tanto, disponible para incorporarse a cualquier puesto de trabajo. Además, antes los candidatos eran más selectivos, mientras que ahora prueban suerte con cualquier tipo de oferta”, analiza Anoha Miravé, responsable de selección de Adecco para Aragón, Navarra y La Rioja.

“En cada oferta que lanzamos se inscriben cientos de candidatos en pocos días. Las cifras indican que recibimos el doble de solicitudes para cada puesto que hace un año, y todavía más si lo comparamos con las estadísticas de hace un par de años”, completa Miravé.

Pocas ofertas y muchos candidatos que no solo han desequilibrado la balanza de la oferta y la demanda, sino que además han aumentado la competencia y el trabajo de todos los departamentos de Recursos Humanos. “Estamos trabajando mucho para poder estudiar todos los currículos, y el proceso de recepción de candidatos sigue abierto”, informan desde El Corte Inglés, que abrirá un nuevo centro en Puerto Venecia el próximo mes de octubre.

Estas convocatorias masivas suelen ser para puestos de trabajo muy básicos que no requieren una titulación específica ni una gran experiencia. Ofrecen unas condiciones de partida muy amplias, por lo que la cantidad de personas que pueden acceder a ellas es muy grande”, explica Marisa Souvirón, jefa del Servicio de Intermediación del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM).

Precisamente este organismo está colaborando en los procesos de selección de muchas empresas aragonesas, a las que asesora y proporciona candidatos que se ajusten al perfil solicitado. “Estas alianzas entre lo público y lo privado son básicas, porque las empresas necesitan trabajadores y la administración tiene las mayores bases de datos de gente desempleada”, añade Souvirón.

El perfil de los candidatos

Aunque el número de titulados universitarios que optan a puestos de trabajo de baja cualificación ha aumentado debido a la crisis, todavía siguen representando un porcentaje bajo. “En este tipo de ofertas suelen estar alrededor del 4%. En nuestra base de datos tenemos 63.000 personas interesadas en puestos básicos, como camarero, reponedor o dependiente, y un 70% de estos perfiles solo han estudiado hasta Educación Secundaria”, asegura la jefa del Servicio de Intermediación del INAEM.

Y es que las ofertas de trabajo de perfil bajo siguen siendo las que más número de solicitudes acumulan. Por ejemplo, un puesto de teleoperador que Adecco publicó a principios de abril ya acumula más de 1.200 currículos, mientras que ofertas más cualificadas, como ingenieros, contables con idiomas o administradores pueden llegar a recibir entre 100 y 300 candidatos.

“Hay una diferencia notable entre las ofertas que exigen estudios superiores o idiomas y las que no, pero el número de interesados se ha multiplicado en ambos casos”, indica Miravé, quien tiene trabajo incluso para seleccionar al candidato más idóneo para puestos a los que antes no optaba casi nadie: “Tenemos 20 personas para un trabajo de programador tan específico que algunos años solo se presentaban una o dos personas”.

Etiquetas