Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Proceso de escolarización

El nuevo criterio de puntuación se nota en los concertados

Muchos colegios del centro de Zaragoza y la zona de La Romareda han notado un aumento considerable de solicitudes por cercanía al puesto de trabajo.

Un padre busca información en un colegio concertado
Las solicitudes por domicilio laboral llenan los concertados
O. DUCH

Las cifras oficiales del Gobierno de Aragón indican que solo un 6% de los aragoneses ha optado por el nuevo criterio de proximidad del colegio al domicilio laboral para solicitar plaza en el centro educativo elegido, pero son muchas las escuelas que han notado en sus listas la nueva normativa.

Varios colegios del centro de Zaragoza y la zona de La Romareda, en su mayoría concertados, han cerrado el plazo de entrega de solicitudes para el segundo ciclo de Educación Infantil con más solicitudes que plazas vacantes y la certeza de que el cambio de criterio ha influido en cierta medida en la decisión de muchos padres.

“Lo hemos notado mucho más de lo que esperábamos, ya que esta norma le ha abierto las puertas a muchos trabajadores de centros como el Seminario o el hospital Miguel Servet”, asegura Ricardo Martín, director de Primaria e Infantil del colegio Romareda. “El año pasado entraron niños hasta con tres puntos, y en esta ocasión es probable que muchos se queden fuera con seis”, indica el responsable de este centro concertado, que ha recibido 88 solicitudes para 75 plazas.

Algo parecido ha ocurrido en otros colegios de la zona, como el Jesús María El Salvador (131 peticiones/125 vacantes), el Sagrado Corazón-Moncayo (82/75) o Santa María del Pilar (115/110). Sin embargo, el impacto del cambio de criterio se ha notado menos en los colegios públicos cercanos, como el César Augusto, el Cesáreo Alierta o el Eliseo Godoy: “La gente estaba muy preocupada por este tema, pero al final no ha sido para tanto. Puede ser que a muchos padres les entrara el miedo y decidieran buscar centros con menos demanda”, aseguran en esta escuela.

También han rozado la saturación algunas escuelas del entorno de la plaza de San Francisco, como el Cardenal Xavierre (49 solicitudes para 50 plazas) o La Salle Franciscanas (71/75), que este año ha recibido “alumnos de todos los barrios de Zaragoza, desde Montecanal hasta Rosales, e incluso de localidades cercanas, como Cuarte de Huerva”. Así lo asegura Raúl Martínez, administrador de este colegio, que ha recibido “entre 20 y 30 solicitudes por proximidad al lugar de trabajo”.

Muchos trabajadores eligen el centro

Pero quizás ha sido el centro de la capital aragonesa, donde se concentran la mayoría de oficinas y de colegios concertados, la zona en la que más han impactado este tipo de solicitudes, que en Zaragoza solo han supuesto un 8% del total. “Esto entraba dentro de todos nuestros pronósticos, ya que desde el principio lo vimos como una fórmula para que muchas familias del resto de barrios tuvieran acceso a los colegios de la zona 5, la mayoría de ellos concertados”, critica Nieves Burón, secretaria de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar): “Aún así, el bajo porcentaje de padres que han usado este criterio nos anima a seguir pensando que la nueva norma era innecesaria”.

En el Sagrado Corazón del paseo de la Mina, que ha alcanzado las 100 solicitudes para 75 plazas, han aumentado tanto los padres interesados en el colegio como los que finalmente han consumado la inscripción. “Alrededor de la mitad de las solicitudes han usado el criterio de proximidad laboral”, informan desde el centro.

En otros, como el San Agustín, han tenido que aconsejar a mucha gente que buscara colegios menos saturados. “Vino muchísima gente a pedir información, gran parte de ellos trabajadores de la zona, pero cuando se comenzó a llenar muchos eligieron otras escuelas”, indica Carolus Asensio, director de un centro educativo que dispone de 75 plazas y ha recibido 93 solicitudes.

En el Gascón y Marín, colegio público y céntrico, un 25% de las solicitudes se han realizado por la vía del domicilio laboral. “Hemos recibido 27 inscripciones entre todos los cursos, y siete de ellas han pedido los siete puntos por la cercanía del puesto de trabajo”, analiza Marisa Gomollón, directora del centro.

Etiquetas