Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SERVICIOS MUNICIPALES

Las ludotecas de Huesca se trasladan a parques y plazas

Cascabillo y Candeleta abren sus puertas a los niños con actividades lúdicas al aire libre.

Los niños juegan en familia en la ludoteca del parque de Miguel Servet.
Las ludotecas de Huesca se trasladan a parques y plazas
RAFAEL GOBANTES

Un verano más, las ludotecas municipales de Huesca salen a los parques, plazas e incluso piscinas para amenizar las mañanas y las tardes de los más pequeños de la ciudad. Niños y niñas oscenses de hasta 8 años podrán disfrutar de nuevo este año de los espacios al aire libre que el Ayuntamiento de Huesca dedica al ocio y a la diversión.

Son Cascabillo y Candeleta las ludotecas encargadas de llevar a cabo esta iniciativa, y los emplazamientos elegidos están en el parque de Miguel Servet, la plaza de Torre Mendoza y la piscina de San Jorge. A estos lugares acuden los niños acompañados por sus abuelos -casi siempre- y por sus padres algunas tardes. «Como en verano hay mucho tiempo libre, nuestro objetivo es ofertar alguna actividad que sea familiar, porque sobre todo lo que buscamos es que los niños se relacionen entre sí y con sus familias», afirma la responsable, Miriam Olmos.

En el parque se encuentran la tradicional Casita de Blancanieves, que es la biblioteca infantil y juvenil donde los menores pueden leer, pintar y realizar diferentes talleres de manualidades; y la zona de juegos en la ludoteca, que proporciona desde el clásico ajedrez hasta juegos de movimiento de todo tipo, pasando por las cocinitas y los puzzles.

Tanto la ludoteca como la Casita abren en horario de mañana (de 11.30 a 13.30) y de tarde (de 18.45 a 21.00 la Casita y de 18.30 a 21.00 la ludoteca). La plaza de Torre Mendoza y la piscina de San Jorge están abiertas únicamente en horario de tarde.

Estos espacios de juegos funcionan desde el pasado 1 de julio hasta el último viernes de agosto, el 27, día en el que se celebrará la tradicional verbena de la ludoteca con la discomóvil y la chocolatada, que cierra la temporada de verano a excepción de la Casita de Blancanieves, que seguirá abierta hasta el día 30 de septiembre. Durante las fiestas de San Lorenzo, las ludotecas permanecerán cerradas, pero antes se llevarán a cabo distintos talleres prelaurentinos en los que los niños elaborarán algo especial para las fiestas.

Este año, la ludoteca de Miguel Servet está situada en el mismo lugar que los anteriores, junto al acceso de la calle del Parque, pero el verano que viene contará ya con un nuevo espacio en la zona que se está habilitando en los antiguos urinarios.

Durante el invierno, las ludotecas Cascabillo y Candeleta desarrollan un proyecto intergeneracional con los Hogares de Mayores, y este verano, según cuenta la responsable, Miriam Olmos, se pretende continuar con la iniciativa invitando a los mayores a colaborar en alguna jornada de juego en el parque.

Otra idea que los responsables de las ludotecas de verano tienen en mente para este año es un proyecto de 'Amigos del Parque': los niños y niñas que quieran, en colaboración con los jardineros del parque, escogerán una planta y tendrán que averiguar cómo se llama, después acudirán a la Casita de Blancanieves en la que se les proporcionará un carné de 'Amigo del Parque', por el cual apadrinan su planta y se comprometen a cuidar de ella. Mediante esta iniciativa, se fomenta el cuidado del medioambiente entre los más pequeños.

Estas ludotecas al aire libre proporcionan un punto de encuentro entre los niños y sus familias, creando un ambiente de colaboración en el que el único objetivo es asegurar la diversión de pequeños y mayores.

Etiquetas