Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Adiós a la Cuna del Cachirulo

La falta de renovación ha abocado a la disolución a esta peña de Calatayud, que nació hace 32 años con el objetivo fundamental de promocionar el folclore aragonés.

Tradicional traslado de la reliquia de la Vera Cruz en romería hasta el santuario de Ribota.
Tradicional traslado de la reliquia de la Vera Cruz en romería hasta el santuario de Ribota.
Cuna del Cachirulo

Han sido más de tres décadas dedicadas a promocionar, recuperar, y mantener el folclore aragonés, así como algunas tradiciones de Calatayud que se estaban perdiendo. La peña Cuna del Cachirulo nacía el 12 de marzo de 1984. Justo 32 años después, en una asamblea general extraordinaria, se acordaba su disolución. La decisión se tomaba, "no por no tener ganas de continuar, sino más bien por no tener fuerzas", explicaba su actual presidente, José Antonio Ortiz. No había altas de nuevos socios y, por el contrario, anualmente se iban recibiendo bajas. Las cuotas que se pagaban han sido el recurso fundamental de la agrupación para sostener los actos que ha venido organizando año a año. Con los fondos mermados, sin que exista un relevo generacional y con menos voluntarios para montar cada una de las salidas de la peña "no se podía seguir haciendo lo mismo".

Mantener el reconocimiento y la imagen que esta Cuna del Cachirulo ha cosechado con su dedicación a la ciudad ha sido otro de los motivos que han llevado a ponerle ahora un final a su actividad. En 2013, el Ayuntamiento de Calatayud le entregaba una de las primeras medallas de la ciudad, con las que se premia públicamente a quienes con su trabajo y esfuerzo contribuyen, en diferentes ámbitos, a mejorar esta comunidad. Cada 1 de mayo, la peña Cuna del Cachirulo ha salido en romería portando la reliquia de la Vera Cruz hasta la ermita del Cristo de Ribota.

En la fiesta del patrón de todos los bilbilitanos, por San Íñigo Abad, ha hecho sonar la jota en su tradicional ronda nocturna por el casco antiguo. Ha acompañado a la patrona, Nuestra Señora la Virgen de la Peña, a recogerse en su santuario después de los días de sus festejos, y cada 12 de octubre ha llevado claveles como ofrenda a la imagen de la Virgen del Pilar de la iglesia de San Juan el Real.

Además, esta peña cachirulera ha invitado a subir al escenario del Teatro Capitol a cientos de joteros que han participado en el festival Navidad es Amor. Promovieron un certamen fotográfico nacional, se unían en su Día Baturro, han rendido homenajes, entregado distinciones y organizado certámenes y encuentros, siempre con el fin de exaltar y apoyar el folclore aragonés y la amistad entre sus socios.

"Lo que la peña necesitaba ahora es un cambio, regenerarse, gente joven y con ganas de innovar y de mejorar con nuevas ideas", opinaba Ortiz. Le antecedieron como presidentes Julia Sánchez, Mario Piqueras, Mariano Guillén y José Andrés.

Esta peña empezó con 64 socios, cuando "la jota no tenía el auge de ahora". En la actualidad son 110 miembros. En la última reunión se llegó a plantear aumentar la cuota mensual que pagaban, de 4 euros.

José Antonio Ortiz no descarta que la peña Cuna del Cachirulo pueda reactivarse con algunas personas que forman parte de los dos grupos de jota de la ciudad, y que junto con la comarca ha dado grandes voces. "Iremos por partes", dijo su por ahora último presidente.

De momento, confía en que habrá quienes estén dispuestos a sacar la ronda Jotera, tal y como va a hacer en en este primer día de mayo la Asociación Cultural Torre Albarrana, con la antigua romería de la Vera Cruz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión