Branded
Suscríbete

en colaboración con turismo de aragón

Viaje e historia, una excelente combinación

Tanto es así que la reconocida como ‘Mejor experiencia turística de Aragón’ 2021 ha sido la de ‘Volver a Canfranc’, una propuesta que invita a viajar en tren, tomando como referencia la novela de Rosario Raro.

Viejo tren tamagochi, en la Estación Internacional de Canfranc, ubicada en la comarca de La Jacetania.
Viejo tren tamagochi, en la Estación Internacional de Canfranc, ubicada en la comarca de La Jacetania.
Guillermo Mestre

Todavía con la resaca del fin de fiesta, en el valle del Aragón no dejan de recibir solicitudes para saber cuándo empieza la segunda temporada de ‘Volver a Canfranc’, la mejor experiencia turística de este año 2021, según se anunció en la gala del pasado lunes celebrada en el Teatro Principal de Zaragoza.

Es este un certamen convocado por el Gobierno de Aragón, que premia la innovación, la sostenibilidad y el turismo de excelencia y eso es lo que reúne la experiencia presentada por el Ayuntamiento de Jaca este año.

La iniciativa se puso en marcha el verano pasado de la mano de la agencia Shiva Viajes de Jaca, la colaboración de Renfe y la teatralización de El Club de las Charradas con gran acogida de público. En ella, los viajeros conocen a lo largo del trayecto en tren cómo fue la situación de Canfranc en el entorno de la II Guerra Mundial, cuando estuvo ocupada por el ejército alemán, según se aborda en la novela de Rosario Raro 'Volver a Canfranc'. Así, se ponen en la piel de la gente que hizo historia en la zona, mientras conocen más acerca de la población altoaragonesa.

Los organizadores y promotores de la iniciativa han anunciado que las fechas disponibles para poder disfrutar de esta experiencia se comunicarán después de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), que ce celebrará en Madrid del 19 al 23 de enero de 2022. Eso sí, ya adelantan que habrá que tener paciencia, según declaraciones realizadas a Cope Jaca, pues en verano se quedó abierta una lista de espera que tendrá prioridad en la asignación de plazas de la nueva temporada.

Entre los que ya han tenido la oportunidad de disfrutar de la experiencia se destaca la ilusión por conocer más acerca de la historia de la Comunidad, la actualidad de la solidaridad que la escritora abordó en su novela y las ganas de pasarlo bien.

Perderse en el entorno de Canfranc

Ya solo su privilegiada ubicación bien justifica una visita a Canfranc, cuyo término municipal se extiende entre lo que se conoce como el pueblo y la actividad generada en torno a la estación. Es este edificio ferroviario parada obligatoria para cualquier visitante por ser un bello y destacado ejemplo de la arquitectura industrial del siglo XX. Cuando se inauguró el 18 de julio de 1928, la Estación Internacional de Canfranc era la segunda más grande de Europa.

Su historia se remonta a 1853, cuando un grupo de aragoneses vinculados a la Real Sociedad Económica de Amigos del País solicitó la construcción del ferrocarril a Francia vía Canfranc. El ingeniero alicantino Fernando Ramírez Dampierre fue el encargado de diseñar este edificio modernista de 241 metros de longitud, con 150 puertas de acceso y cerca de 350 ventanas.

Entrada y porche de la Estación Internacional de Canfranc.
Entrada y porche de la Estación Internacional de Canfranc.
Rafael Gobantes

Ubicado entre las montañas pirenaicas, recibía a los viajeros que llegaban a España y contaba en sus instalaciones con hotel, casino, aduana, etc. Fue escenario decisivo durante la II Guerra Mundial, como punto de paso de oro, obras de arte robadas y de judíos huidos, lo que hace que sus muros sean testigos de apasionantes historias de aquella época, que han servido de inspiración para Rosario Raro, la autora del libro ‘Volver a Canfranc’, que ha dado forma a la que ahora es la mejor experiencia turística de este año 2021 en Aragón.

Tras el cierre de la línea en Francia en 1970, vinieron décadas de abandono, pero en abril de este año por fin se inauguró la nueva estación, que se volvió a poner en marcha y que, en la actualidad, protagoniza la rehabilitación que permitirá albergar un hotel para culminar el resurgir de la localidad y de su edificio más emblemático.

Para contemplar y conocer el monumental conjunto arquitectónico, se organizan visitas guiadas, organizadas desde la Oficina de Turismo de Canfranc.

Para ver y recorrer

Situado en el Camino de Santiago, Canfranc Pueblo representa un paso de peregrinaje, donde es posible visitar los restos de la Iglesia de la Trinidad, la torre de Aznar Palacín, la actual iglesia de la Asunción, el Castillo o el puente de los peregrinos.

Ya en Canfranc Estación, se recomienda la visita al Laboratorio Subterráneo de Canfranc, una instalación dedicada a la ciencia que estudia la física de partículas y astropartículas para conocer más acerca de los misterios del universo. Otra parada interesante puede ser en el Centro A Lurte, centro pirenaico de referencia dedicado al estudio de la nieve y de los aludes, así como de los riesgos naturales de la montaña.

No hay que olvidar que Canfranc es lugar de paso para todos aquellos que se acercan a las estaciones de esquí de Astún, Candanchú y Somport durante el invierno, muy próximas a la localidad. En verano, son los amantes del senderismo los que encuentran en este municipio pirenaico un amplio abanico de rutas para recorrer sus alrededores.

De momento, el tramo del Camino de Santiago francés une la estación y el pueblo en un paseo de 3,5 kilómetros de longitud. Se recomienda tomar la salida en Canfranc estación, pasamos por delante de la boca del túnel y descendemos hasta el fondo del río Aragón. A Canfranc pueblo se accede por el puente de Arriba, de origen medieval.

Otros de los puntos de interés más populares de la zona son la Torreta de Fusileros y el Fuerte de Coll de Ladrones, construcciones ambas de gran importancia estratégica y militar, debido a la cercanía del municipio con la frontera con Francia. A la primera se accede fácilmente al estar en la propia carretera nacional que une el pueblo con la estación. Para subir al fuerte, se puede realizar un recorrido circular que empieza en la entrada sur de Canfranc Estación, sigue por la senda paralela al río Aragón, denominada paseo de los Melancólicos, atravesando varios búnkeres y asciende por una nueva pista hasta el Coll de Ladrones. Para bajar, se continúa por otra pista que conduce al entorno de la estación y permite llegar al punto de partida, tras haber recorrido poco más de 10 kilómetros.

Detrás de la Oficina de Turismo, en Canfranc Estación, y al lado de las piscinas municipales, arrancan más paseos señalizados, que permiten internarse por los bosques y bordear el barranco de Estiviellas. El sendero que sube a la Fuente del Burro y a la Cola de Caballo, da paso a un itinerario botánico muy atractivo que se conoce como Arboretum. Es posible descargarse el folleto previamente para localizar todas las especies que es posible encontrar mientras se cruza esta atractiva masa forestal.

La ruta de los búnkeres y otras más por los Arañones o laderas de Estación Canfranc ofrecen más opciones para los amantes del senderismo.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión