Branded
Suscríbete por 1€
información remitida por quirónsalud

Valoración multidisciplinar y tratamiento individualizado, claves contra el cáncer colorrectal

Este tipo de tumor es el de mayor incidencia en Aragón teniendo en cuenta ambos sexos.

El Instituto Oncológico Quirónsalud Zaragoza está formado por especialistas en Aparato Digestivo, Cirugía General y Digestiva, Radiología, Medicina Nuclear, Oncología Radioterápica y Oncología Médica.
El Instituto Oncológico Quirónsalud Zaragoza está formado por especialistas en Aparato Digestivo, Cirugía General y Digestiva, Radiología, Medicina Nuclear, Oncología Radioterápica y Oncología Médica. Imagen de archivo.
Quirónsalud

Suele ser un dato desconocido: el cáncer colorrectal es el de mayor incidencia en Aragón teniendo en cuenta ambos sexos. Los últimos datos de la Asociación Española contra el cáncer sitúan la cifra de afectados en cerca de 1.200 personas en la comunidad. Un escenario en el que el diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado representan las piezas clave.

“La inmediatez en los procedimientos y la atención multidisciplinar desde el primer momento de sospecha es nuestro mejor aliado contra un cáncer que, hoy en día, tiene cura”, explica Alberto Sáenz Cusí, director del Instituto Oncológico de Quirónsalud Zaragoza. “De los 106 pacientes con tumores digestivos de nuevo diagnóstico que tratamos en la Unidad en 2019, 73 padecían tumores colorrectales –añade-. Y todos ellos requieren una atención que incluye la participación de profesionales de diversas áreas de conocimiento”.

Trabajo multidisciplinar y en equipo

El Instituto Oncológico Quirónsalud Zaragoza cuenta con una Unidad de Tumores Digestivos, en cuyo Comité de Tumores se valoran de forma multidisciplinar los casos de cáncer colorrectal. “El objetivo de todos los profesionales de la Unidad es que el proceso de diagnóstico e inicio del tratamiento sea lo más rápido, eficaz y sencillo posible para el paciente”, explica la doctora María Tobeña, oncóloga médica de la Unidad de Tumores Digestivos del Instituto Oncológico Quirónsalud Zaragoza. La investigación en el tratamiento de tumores colorrectales en la actualidad “se dirige principalmente a conseguir tratamientos lo más individualizados posible para cada paciente”, añade.

La Unidad está formada por especialistas en Aparato Digestivo, Cirugía General y Digestiva, Radiología, Medicina Nuclear, Oncología Radioterápica y Oncología Médica. Pero la atención de un paciente con cáncer colorrectal requiere mucho más apoyo. El de la unidad de nutrición, que estudia las necesidades nutricionales durante todo el tratamiento; la unidad de Rehabilitación de suelo pélvico, que ayuda a disminuir la incontinencia fecal tras la cirugía colorrectal; o la unidad de Consejo Genético, que permite definir de forma individualizada el riesgo de desarrollar cáncer e informar a los pacientes sobre las medidas de disminución de riesgo y prevención más adecuadas. También es recomendable la participación de la Unidad de Psicooncología, que contribuye al bienestar psicológico tanto de los pacientes como de sus familiares. Además, el Instituto cuenta con una enfermera que se encarga del acompañamiento del paciente a lo largo de todo el proceso

Diagnóstico y tratamiento

Como explica el doctor Rafael Uribarrena, especialista en digestivo, “para el diagnóstico del cáncer colorrectal la herramienta fundamental es la colonoscopia, con la que podemos detectar tumores y lesiones en un estadio muy temprano”.

Precisamente ese diagnóstico precoz es el que permite realizar, en determinados casos, un tratamiento endoscópico mínimamente invasivo y evitar la cirugía. “La endoscopia permite extirpar pólipos o lesiones benignas de gran tamaño e incluso tumores malignos que afecten únicamente a las capas superficiales del colon o el recto”, explica el doctor Uribarrena. Además, la Unidad dispone de la tecnología más avanzada para realizar exploraciones diagnósticas, como la ecoendoscopia digestiva, el PET-TAC y equipos de radiología de última generación.

Y en el caso de que la intervención quirúrgica sea necesaria, contar con las técnicas más avanzadas como las que incorpora el Instituto Oncológico de Quirónsalud Zaragoza garantiza un doble objetivo: “la mejora sustancial en la calidad de vida del paciente y en los resultados clínicos”, explica el doctor Eloy Tejero, jefe del Servicio de Cirugía de la Unidad de Tumores Digestivos.

La amplia experiencia y especialización en el tratamiento de estos tumores mediante técnicas mínimamente invasivas para el paciente ofrece la posibilidad de evitar la colostomía definitiva, añade Tejero. En este sentido, la cirugía laparoscópica permite extirpar el tumor del tramo afectado con mínimas incisiones y, en ocasiones, de forma coordinada con los tratamientos de quimioterapia y radioterapia lograr además mantener tanto la función del esfínter como la del ano

Por otra parte, la aplicación de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia más precisos, como los que posibilita el nuevo acelerador lineal del Instituto Oncológico Quirónsalud Zaragoza, “puede ayudar a obtener una regresión tumoral antes de la cirugía con una menor irradiación en órganos móviles, como el intestino o la vejiga, y estructuras críticas como la zona ósea de la cadera”, afirma el doctor Ricardo Escó, jefe del servicio de oncología radioterápica. Técnicas que reducen igualmente el número y duración de las sesiones que debe recibir el paciente.

Mejoras que afectan de forma directa al paciente y que centran el trabajo de la Unidad de Tumores Digestivos. “Es importante estar siempre a la vanguardia. El año pasado fuimos pioneros en un procedimiento diseñado por miembros de la Unidad que prevé la implantación de prótesis autoexpandibles por vía transanal. ¿Y qué aporta? Evitar las cirugías urgentes en el caso de tumores que obstruyen el colon y facilitar en cambio un tiempo para estudiar el caso de forma completa, lo que mejora las garantías de un buen resultado”, aseguran los doctores Tejero y Tobeña.

Un trabajo multidisciplinar y en equipo, apoyado en las técnicas diagnósticas y terapéuticas más innovadores y orientado hacia un único objetivo: ofrecer al paciente oncológico el tratamiento más preciso y adecuado en cada momento del proceso de tratamiento del cáncer colorrectal.

Etiquetas