Branded
Suscríbete
sin salir de zaragoza

Todos los tesoros que puedes descubrir sin salir de Zaragoza

Las actuales restricciones de movilidad han hecho que muchos de los vecinos de la provincia estén aprovechando para conocer las maravillas que esconden los destinos más próximos a su hogar. Aquí hay varias opciones perfectas para disfrutar en familia, en pareja o con amigos.

Descubre todos los tesoros que esconde la provincia en 'Sin salir de Zaragoza'.
Descubre todos los tesoros que esconde la provincia en 'Sin salir de Zaragoza'.
Unsplash

Debido a las actuales restricciones de movilidad provocadas por la pandemia y para dar a conocer los tesoros que esconde la provincia, HERALDO ha puesto en marcha el especial Sin salir de Zaragoza. A lo largo de los últimos meses, muchos han sido los habitantes de la provincia que han visto en las limitaciones una oportunidad para descubrir las maravillas más próximas a su hogar. Para seguir disfrutando del turismo por Zaragoza, aquí hay varias sugerencias de planes para hacer en familia, en pareja o con amigos.

Palacio de los Condes de Aranda.
1

Biota, el mirador de las Cinco Villas

El mirador del Poyad, punto más alto ubicado entre Biota y Malpica, permite a los visitantes disfrutar de unas vistas únicas de la comarca de las Cinco Villas. En la panorámica de la localidad zaragozana de Biota destaca una construcción que se alza sobre todas las demás: el Palacio de los Vizcondes de Biota -o Condes de Aranda-, un bello edificio de estilo barroco riojano. Muy cerca del palacio se encuentra la iglesia de San Miguel, principal monumento de la ciudad que se construyó a principios del XIII en sustitución de un antiguo monasterio mariano. En el casco urbano de Biota se pueden contemplar también otras casas palaciegas y edificios nobles, ya que los orígenes de esta población cincovillesa se remontan al siglo XI, por lo que su urbanismo es claramente medieval. Para quienes prefieran disfrutar de la naturaleza, una buena opción es acercarse al pantano de San Bartolomé, que cuenta con un área recreativa para niños y una zona para barbacoas, Además, se puede practicar pesca y deportes náuticos de vela y remo. Muy próximo a esta localidad se encuentra también Los Bañales, un yacimiento arqueológico de época romana en el que se pueden contemplar, entre otras construcciones, las termas, construidas a finales del siglo I d. C, y un acueducto que transportaba el agua a la ciudad desde un posible embalse próximo.

Vista del pantano de Moneva.
2

Comarca Campo de Belchite: rutas, cultura y un viaje al pasado

A poco más de media hora de la capital aragonesa, la comarca Campo de Belchite ofrece tres puntos de gran interés turístico y muy recomendables para visitar con niños. El primero de ellos es Fuendetodos, municipio que permite acercarse a la infancia del artista universal Francisco de Goya y Lucientes a través de la visita a su casa natal. En Belchite, las visitas guiadas al pueblo viejo permiten internarse en las ruinas que todavía conservan la grandeza del pasado, como las de la iglesia de San Martín de Tours, la torre del Reloj o los arcos de la Villa y de San Roque, ofreciendo un paisaje que dejará boquiabiertos a los más pequeños de la casa. Por otro lado, la presa romana del siglo I de Almonacid de la Cuba es uno de los tesoros mejor conservados de la comarca, además de servir de entrada a uno de los municipios más interesantes del territorio y con un importante legado histórico. Una excursión por el pantano de Moneva, el barranco de la Foz de Zafrané, el entorno del Pozo de los Chorros, o las visitas guiadas a la almazara de Molino Alfonso y a las Bodegas Tempore sirven para poner el broche perfecto a un viaje por Campo de Belchite.

En el embalse de Mequinenza se pueden practicar actividades acuáticas
3

Comarca Bajo Aragón Caspe, un mar de posibilidades

Si hay algo que caracteriza a la comarca Bajo Aragón Caspe son los espacios fluviales que la vertebran y que se convierten en el escenario ideal para la práctica de turismo activo y de actividades acuáticas: el embalse de Mequinenza, más conocido como Mar de Aragón, y el de Ribarroja. Mientras el primero es un espacio amplio y tranquilo, con extensos kilómetros de costa ideales para la pesca y la navegación, el segundo es un río de historia viva, pues sus aguas combinan los espacios para la práctica deportiva con los restos de patrimonio de la antigua vida a orillas del Ebro. Además, la naturaleza de la comarca del Bajo Aragón-Caspe ofrece otras opciones, entre las que destacan las rutas a orillas de los embalses que ofrecen unas vistas espectaculares de la zona a pie o desde la bici o el camino natural del Matarraña-Algás, que une el nacimiento del río homónimo con la localidad de Maella. El entorno de los embalses da lugar a un rico e interesante ecosistema en el que cobra cada vez más protagonismo el 'birdwatching' o las rutas ornitológicas para descubrir las numerosas especies que habitan la zona, entre las que se encuentran las águilas o los conocidos como 'rompehuesos'.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas