Despliega el menú
Branded

¿Cómo vender un piso heredado?

Heredar una vivienda puede convertirse en un quebradero de cabeza debido a los gastos que se tienen que abonar y a las gestiones que conlleva el procedimiento.

Según el Consejo General de Economistas, una de cada diez herencias son rechazadas en España.
Según el Consejo General de Economistas, una de cada diez herencias son rechazadas en España.

A menudo, heredar un piso supone más complicaciones que beneficios y, por ello, mucha gente se plantea la posibilidad de venderlo. Precisamente, las consultas acerca de cómo vender un piso heredado son de las más numerosas en Tecnocasa, desde donde explican las principales claves a tener en cuenta a este respecto.

Tal y como afirman desde el grupo, cuando llega el momento de heredar una vivienda, muchas personas se dan cuenta de que no es tan sencillo como parece. Hay que realizar varias gestiones, pagar impuestos, tener en cuenta la declaración de la renta… Y es entonces cuando surgen las dudas de si aceptar o no la herencia.

De hecho, muchas son rechazadas. Concretamente, en España, una de cada diez, según el Consejo General de Economistas. Mientras que en el año 2010 se rechazaba el 5%, ahora ese porcentaje ya alcanza el 11%. No en vano, heredar una vivienda puede ser un quebradero de cabeza cuando se descubren los gastos que se tienen que pagar y los trámites que se han de realizar.

Por eso, es muy importante que se conozcan los pasos que hay que seguir para no hacer más gestiones de las necesarias, no incurrir en gastos extra y no tener problemas a la hora de hacer la declaración de la renta. En primer lugar, debes asegurarte de disponer de la documentación que vas a necesitar para realizar los trámites. Esta incluye el certificado de defunción y el de últimas voluntades de la persona fallecida, así como las escrituras de la vivienda.

Aceptación de la herencia

Mucha gente cree que cuando un familiar fallece uno se convierte directamente en heredero. Pero lo cierto es que los bienes no se traspasan automáticamente. Tienes que ir al notario para aceptar la herencia y convertirte de manera oficial en heredero. El notario te pedirá el certificado de defunción o el de últimas voluntades de la persona fallecida, así que asegúrate de tenerlo antes de acudir. Una vez hecho esto, puedes empezar a dar los pasos necesarios para vender un piso heredado. Y el primero es uno de los más temidos: liquidar los impuestos.

Tras el fallecimiento de la persona que deja la herencia, tendrás seis meses para liquidar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. La cifra a pagar varía en cada Comunidad. Por ejemplo, en Aragón están exentos los inmuebles valorados en menos de 500.000 euros. En Andalucía, por su parte, aunque hasta hace poco era una de las regiones donde más se pagaba, ahora la figura está bonificada, con lo cual no se paga. En Canarias, la cuota es muy reducida, igual que en la Comunidad de Madrid, en Extremadura y en la Región de Murcia. 

Además, te tendrás que hacer cargo del pago de la plusvalía municipal. Este impuesto se paga siempre que hay una transmisión patrimonial. En este caso, se realiza el pago por la actualización del valor del inmueble. Y si no vendes el piso en un año desde que lo heredas, tendrás que volver a pagarla.

Una vez pagados los impuestos, toca volver al notario. En este caso para firmar la escritura de adjudicación de la herencia. Recuerda que te pedirá que lleves las escrituras de la vivienda heredada.

Convertirse en propietario

Una vez has presentado la escritura ante notario, tienes que convertirte en el propietario de la vivienda. Para ello, deberás cambiar el titular en el registro de la propiedad y ponerla a tu nombre. Este trámite no tiene porqué ser complicado si eres el único heredero de la vivienda. Por el contrario, puede alargarse un poco si hay más de uno y todavía más si no hay acuerdo entre todos los herederos.

Una vez llegado a este punto, ya te has convertido en el propietario legal de la vivienda, estás al día con los pagos de impuestos y, por tanto, ya puedes ponerla a la venta. En el caso de que no seas heredero único, puede que las complicaciones no acaben aún, pues no siempre es fácil llegar a un acuerdo para vender un piso heredado cuando la operación implica a más de un propietario.

Etiquetas