Despliega el menú
Branded

Gastronomía

Heraldo Saludable

información elaborada en colaboración con panishop

información elaborada en colaboración con panishop

Saludable, sabroso y sostenible: así es el pan lento, el gran reserva del horno

Este producto posee tres cualidades: es fácilmente digerible, cuenta con un bajo índice glucémico y tiene una alta biodisponibilidad nutricional.

El pan Tritorideum se elabora de forma lenta con masa madre de cultivo.
El pan Tritorideum se elabora de forma lenta con masa madre de cultivo.
Panishop

Saludable, sabroso, sostenible, digestivo, nutritivo, aromático, con volumen... Estas son solo algunas de las cualidades de las que puede presumir el pan lento, uno de los principales alimentos de la dieta Mediterránea. En los últimos años, el método habitual de elaboración de este básico, basado en la tecnología ancestral de la fermentación con masa madre de cultivo, ha sido desbancado por un proceso acelerado y breve de producción, también conocido como industrial, no superior a las dos o tres horas desde su inicio hasta el horneado. Esta técnica, habitualmente mecanizada, además cuenta con la presencia de aditivos y utiliza, casi exclusivamente, el trigo panadero en su fórmula.

Para regresar a los orígenes y recuperar los beneficios de este alimento, la empresa aragonesa Panishop propone, desde sus expositores, el pan lento como alternativa saludable. Este producto posee tres cualidades principales que le distinguen de sus competidores: es fácilmente digerible, cuenta con un bajo índice glucémico y tiene una alta biodisponibilidad nutricional. Además, estos panes disponen de una larga vida útil y resisten mucho mejor el paso de las horas.

Proceso

Para elaborarlos, es necesario llevar a cabo un proceso prolongado, habitualmente establecido entre las 24 y las 48 horas, que descarta la incorporación de aditivos, utiliza masa madre de cultivo y supone una abundante y variada presencia microbiana, beneficiosa para la salud.

Ingredientes

Elaborar pan saludable implica seleccionar los ingredientes con detenimiento y retornar a aquellos que incorporan relevantes valores sensoriales, nutricionales y saludables, desechando otros.

A la hora de elegirlos, los cereales como la escaña, el farro, el trigo duro –en sus diferentes variantes– el centeno, la cebada, la avena o el tritordeum, de reciente aparición en el mercado, son los más interesantes, ya que disponen de un contenido bajo en gluten indigesto.

Por eso, el buen pan tiene que ser saludable, sostenible y, sobre todo, sabroso. Los elaborados en Panishop cumplen sobradamente con esas tres premisas. Son saludables, como el pan Sarraceno, que contiene tanta fibra como un pan integral y además aporta una gran cantidad de polifenoles que funcionan como antioxidantes naturales. También son sostenibles, como el Tritordeum, cuyo cultivo necesita menos agua que el de otros cereales, y son sabrosos, ¿o acaso alguien puede negar que el pan Ordesa está buenísimo?

Etiquetas
Comentarios