Despliega el menú
Branded

Quirónsalud Zaragoza incorpora la técnica Rafaelo para acabar con las hemorroides sin dolor

El tratamiento de las hemorroides mediante radiofrecuencia se realiza con sedación, sin dolor, sin ingreso y el paciente puede incorporarse rápidamente a su actividad habitual.

Foto de archivo de los miembros del servicio de Cirugía General de Quirónsalud Zaragoza
Foto de archivo de los miembros del servicio de Cirugía General de Quirónsalud Zaragoza.
Quirónsalud

Siete de cada diez personas van a sufrir hemorroides a lo largo de su vida. Es una patología frecuente que en ocasiones se puede sobrellevar con una serie de cuidados y una dieta adecuada. Sin embargo, en aquellos casos- muy habituales- en los que se complica, es necesario recurrir a otros tratamientos como la hemorroidectomía, la intervención más utilizada hasta la reciente llegada de la técnica Rafaelo, que el Hospital Quirónsalud Zaragoza ha incorporado con éxito desde hace algunos meses.

Una técnica basada en radiofrecuencia cuya principal ventaja es que acaba de raíz tanto con cualquier tipo de hemorroide como con los dolores y molestias asociados a la cirugía tradicional.

“Las hemorroides consisten en la dilatación e inflamación del tejido submucoso compuesto por vénulas y arteriolas que se encuentra en la parte final del recto y ano”, explica la doctora Eloísa Villarreal. “Hasta ahora, el tratamiento más frecuente en aquellos casos en los que es necesario intervenir, consiste en una extirpación total del tejido prolapsado con un bisturí eléctrico o con láser. Una intervención que, aunque es variable entre pacientes y se puede reducir con un buen tratamiento analgésico, conlleva un grado de dolor postoperatorio alto”, asegura.

Sin embargo, la introducción de la técnica Rafaelo ha cambiado de forma radical las secuelas de la operación de hemorroides. “Consiste en la aplicación mediante una aguja fina de radiofrecuencia, coagulando los vasos en cada paquete hemorroidal interno afectado. Este tratamiento se aplica en el paquete hemorroidal en el interior del canal anal, evitando de esta manera heridas abiertas y dejando totalmente íntegra la piel alrededor del ano, que es lo que produce habitualmente el dolor intenso”, detalla la doctora Villarreal.

De esta manera, el paciente se somete a un tratamiento ambulatorio rápido e indoloro que no presenta heridas quirúrgicas ni, por tanto, cuidados postoperatorios especiales.

Además, otra de las grandes ventajas de la técnica Rafaelo es que “está indicado en todos las hemorroides patológicas, en todos los grados evolutivos (I-IV)- sobre todo en las hemorroides internas-, con resultados excelentes en aquellas que presentan sangrado frecuente así como inflamación”, según la doctora Eloísa Villarreal.

El tratamiento de las hemorroides mediante radiofrecuencia con la técnica Rafaelo se realiza con sedación, de forma cómoda, sin dolor, sin ingreso y el paciente puede incorporarse a su actividad habitual muy rápidamente.

El tratamiento de las hemorroides mediante radiofrecuencia se realiza con sedación, sin dolor, sin ingreso y el paciente puede incorporarse rápidamente a su actividad habitual.
Etiquetas