Despliega el menú
Branded
#QUÉDATEENARAGÓN

#quédateenaragón

Paisajes refrescantes, cielos estrellados y buena cocina si visitas Aliaga

Los encantos de este municipio turolense son tantos y tan diversos que se recomienda una estancia de varios días este verano.

Aliaga es un municipio único. No solo porque posee unos paisajes geológicos excepcionales o porque fue pionero en España en ver reconocida la belleza de su cielo, ni siquiera por su singular entorno fluvial marcado por el nacimiento del río Guadalope. Esta localidad turolense de la comarca de las Cuencas Mineras se distingue también por la calidad de sus servicios hoteleros y hosteleros, consecuencia de la apuesta municipal por desarrollar el turismo. "Hemos invertido en la restauración de edificios y en la recuperación de la historia del pueblo", explica su alcalde Sergio Uche, quien asegura que ese esfuerzo está dando sus frutos y que existen otros proyectos interesantes de cara al futuro para continuar con esta apuesta por el sector.

Para saber hasta qué punto se trata de un enclave singular, se recomienda visitar el Centro de Visitantes del Parque Geológico de Aliaga y dejarse seducir por el audiovisual que explica qué hacer y qué ver en el entorno. A continuación, los guías acompañarán a los visitantes  por el municipio y sus alrededores, alternando las explicaciones técnicas con las divulgativas y ambientales en función de los intereses del grupo.

Cabe explicar que el Parque Geológico de Aliaga es objeto de estudio científico de numerosas universidades extranjeras e, incluso, destino de los estudiantes que centran su trabajo de fin de carrera en el Parque Geológico. Este posee formaciones únicas en el planeta que presentan sorprendentes relieves y que maravillan a quienes los contemplan. Son varias las rutas previstas para recorrer el parque y dejarse seducir por las huellas físicas de los últimos 200 millones de años de historia de La Tierra.

Se recomienda visitar, en primer lugar, el Centro de Visitantes del Parque Geológico de Aliaga para saber qué hacer y qué ver en el entorno

Desde la tierra hasta el cielo

Otro de los atractivos naturales de Aliaga lo conforman los 17 kilómetros del sendero fluvial, salpicados de miradores y cascadas a los que se accede a través de distintas rutas circulares que posibilitan que las excursiones sean aptas para todos los públicos y edades. La confluencia de los ríos Miravete y La Val dan lugar al nacimiento del Guadalope, un bello entorno donde también se puede ver una gran diversidad de aves, corzos y cabras montés.

El turismo de estrellas es otros de los reclamos de este municipio turolense, cuyo Observatorio Astronómico recibió el año pasado el Premio Nacional a la Innovación Turística en Fitur por las actividades que propone en torno a la contemplación del cielo. De hecho el albergue de Aliaga esta certificado como Destino Turístico y Reserva Starlight de Cuencas Mineras. Fue el primero en ser reconocido en España por la Fundación Starlight, que promueve los lugares de interés astroturístico a nivel nacional.

Por último, y no menos importante, la localidad de Aliaga ofrece una red de alojamientos caracterizados por la máxima calidad y confort y una destacada oferta culinaria basada en la tradición y en los productos de la región. Además del albergue, con habitaciones individuales y de hasta seis personas, se encuentra el viejo molino de harina convertido en hotel con encanto, el campin municipal y otros establecimientos de iniciativa privada. 

En definitiva, Aliaga es un destino con todos los ingredientes para convertirse en una escapada inolvidable para un fin de semana y a tan solo una hora y media en coche de la capital aragonesa.

- Ir al especial #QuédateenAragón

Etiquetas