Despliega el menú
Branded
Suscríbete

especial obra nueva

El mercado de vivienda se estabiliza y el precio medio se sitúa en 1.297 €/m2

El mercado de obra nueva en Aragón refleja signos de normalización tras unos meses complejos a causa de la pandemia. Las nuevas promociones dan impulso a un ámbito en el que el precio de la vivienda en lugares como la capital aragonesa oscila entre los 150.000 y los 750.000 euros.

Obras de construcción de viviendas en el barrio zaragozano de Parque Venecia en el mes de agosto del pasado año.
Obras de construcción de viviendas en el barrio zaragozano de Parque Venecia en el mes de agosto del pasado año.
Guillermo Mestre

El sector de la obra nueva ya refleja signos de normalización en Aragón tras unos meses relativamente complicados a causa de la crisis sanitaria, en los que sufrió cierto parón después del proceso de recuperación que venía registrando en los últimos años. 

Tal y como refleja el informe IMIE Mercados Locales del último trimestre de 2020 elaborado por Tinsa, compañía especializada en la valoración y tasación inmobiliarias, "las cifras de compraventas han mostrado tanto un impacto inmediato y contundente hasta el verano como cifras relativamente positivas en meses posteriores, con mejor comportamiento hasta la fecha en la obra nueva".

Entre los datos a destacar, se encuentra el de los 1.297 euros de precio medio en el metro cuadrado útil de la capital aragonesa, lo que se une a las propuestas de notable calidad que se están ofertando. "Notamos una línea de estabilidad, sobre todo en las zonas de influencia inmobiliaria de obra nueva, como son las tres capitales de provincia y algún foco en el Pirineo. Se están terminando obras, entregando casas y subrogando clientes, por lo que vemos normalidad en el sector. Sí que pueden darse altibajos en lo relativo a la inquietud que pueden repercutir en un retraso en la toma de decisiones en algún caso. Pero se siguen proponiendo nuevos proyectos y detrás hay ciudadanos dispuestos a adquirir las viviendas", explica Rafael Espés, coordinador técnico de Tinsa en Aragón.

El experto destaca las promociones de zonas de Zaragoza como Parque Venecia, Miralbueno, Arcosur o el barrio de Alta Velocidad, municipios como Cuarte de Huerva y también en el Pirineo en lugares como Benasque o el valle del Aragón. "Se están comercializando productos de mucha calidad a todos los niveles, lo que supone un cambio muy trascendente con respecto a hace solo unos años, pues se ofrecen aspectos que no existían antes, ni en la época del ‘boom’ inmobiliario, como lo relativo a acabados, aislamientos, diversos materiales o cuestiones energéticas. Así, se está respondiendo a los programas más demandados por el comprador", apunta Espés.

Precios

En lo referente a los precios de las viviendas de obra nueva, desde Tinsa indican que no se han dado importantes variaciones y que estos mantienen su tónica. "Ni se están regalando viviendas ni multiplicando por 1,5 los precios, porque entonces no se comprarían. En el escenario actual hay que estar que muy atento a lo que se propone en el mercado para saber bien hasta dónde se puede llegar y en qué precios se pueden tener clientes. Y es interesante que el mercado sepa responder a toda la demanda que puede tener, pues no todo el mundo necesita la misma tipología de vivienda, de forma que la variedad siempre ha de potenciarse", manifiesta el experto, que sitúa el precio de la casa de obra nueva en la capital aragonesa entre los 150.000 € y los 750.000 € y entre los 150.000 € y los 300.000 € en las segundas residencias de los valles de Benasque y del Aragón.

En lo referente a las modalidades, la propuesta de residencias de obra nueva más demandada es la de tres dormitorios de entre 80 y 90 metros cuadrados útiles con terrazas que van de los 10 a los 20 metros cuadrados y cuyo coste se sitúa entre los 250.000 € y 300.000 €.

En materia de alquileres, el informe señala que la rentabilidad bruta se halla en el 4,7% en la capital aragonesa, un tipo de producto que sigue siendo muy demandado pero que tiene a menudo "pocas prestaciones, con menos metros cuadrados y sin características, acabados ni servicios propios del siglo XXI pero que constituyen un escalón de inicio por precio", afirma Espés.

La especulación es otro de los factores que en diversos momentos históricos más ha afectado a este ámbito, un elemento que, en palabras del experto, "ahora no existe". "Cuando se termina una casa es para vivir ahí. No se está acaparando producto inmobiliario ahora, el mercado no está para eso, ni siquiera en los suelos, donde debería haber una mayor variedad y oferta para poder responder a la diversidad que ha de presentar un mercado amplio", agrega.

Por último, y en cuanto al futuro del sector, desde Tinsa afirman que la actividad seguirá sujeta a la evolución de la pandemia y a los daños acumulados en la economía española, así como a su capacidad de recuperación, la del resto de Europa y la vuelta de cierta normalidad en la movilidad internacional, entre un sinfín de factores. "2021 podría volver a mostrar escenarios puntuales de afectación significativa tanto positiva como negativa, dentro de una tendencia aún por definir", concluye el informe.

- Ir al especial 'Obra nueva'-

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión