Despliega el menú
Branded

FUNDACIÓN ILUMINÁFRICA

"Mi deseo sería tener sanidad y educación gratuita y accesible, para que todos los cameruneses puedan tener un empleo"

El joven Dominique Mamia actualmente trabaja en la óptica del hospital de Ebomé, en su país natal, gracias a la oportunidad que le brindó Ilumináfrica.

Dominique Mamia.
Dominique Mamia, un joven camerunés que trabaja para la fundación Ilumináfrica.
Ilumináfrica

"Soy Dominique Mamia y tengo 27 años. Pertenezco a la tribu Ngumba del sur de Camerún, en el distrito de Bipindi. Somos 8 hermanos". Así se presenta el joven Mamia, quien, gracias a la oportunidad que le brindó la fundación Ilumináfrica, actualmente trabaja en la óptica del hospital de Ebomé, en su país natal.

"Mi padre era un hombre de principios, muy hospitalario y muy amable. Su muerte fue un 'shock' para mí. Él lo era todo para nosotros, y trabajó muy duro para darnos una vida mejor. Algunos de mis hermanos, a pesar de tener estudios, no tienen trabajo, porque Camerún no ofrece empleo", explica sobre la situación actual de su país. "Esa es la triste realidad de nuestro querido y hermoso Camerún".

"Comencé mi andadura profesional en la primavera del 2017. Fui bien recibido por el equipo, compuesto por Pilar Granados y Enrique Ripoll, ópticos infatigables. Pilar estableció una base formativa muy sólida, ya que ella me enseñó todo muy bien", señala el joven.

"Me gusta mucho este trabajo porque así ayudo a mi familia y gracias a él pude matricular a mi hijo mayor en el colegio -continua Mamia-. Para mis pobres niños, deseo que tengan éxito en su vida. Quiero que uno de ellos pueda conseguir ser oftalmólogo y el otro médico de cabecera para poder ayudar a quienes no pueden pagar un médico aquí en África".

Si pudiera pedir un deseo, el de Mamia sería: "Tener sanidad y educación gratuita y accesible para toda la población, para que todos los cameruneses puedan tener un empleo". "Eso es todo lo que quiero ser: cooperante, porque me gusta ayudar a los demás. Esta es la lección que he aprendido de los voluntarios de la fundación Ilumináfrica", concluye el joven.

- Leer otros testimonios.

- Participa en el V Concurso de Microrrelatos solidarios Ilumináfrica.

Etiquetas
Comentarios