Despliega el menú
Branded

Especial obra nueva

Un sector fundamental que remonta el vuelo

Tras dos meses de paralización a causa de la crisis del coronavirus, el mercado inmobiliario ha retomado la actividad en Aragón con la esperanza de continuar la buena senda del primer trimestre, en el que se realizaron 3.364 compraventas.

Construcción de nuevas viviendas en un bloque de pisos de la calle del Marqués de la Cadena de la capital aragonesa, el pasado año.
Construcción de nuevas viviendas en un bloque de pisos de la calle del Marqués de la Cadena de la capital aragonesa, el pasado año.
HA

Después de dos delicados meses en los que sufrió un desplome del 100% a causa de la crisis del coronavirus, el mercado inmobiliario ha retomado ya su actividad en Aragón con la esperanza de continuar la positiva senda que había registrado en el primer trimestre del año, cuando se realizaron 3.364 operaciones de compraventa, de las que el 22,62% fueron de obra nueva, tal y como refleja el informe trimestral que elabora el grupo de investigación Gamerin para Miaragon.es.

El estudio habla también de que en abril y mayo se paralizaron las compraventas, después de un primer trimestre normal, con los resultados de un mercado fuerte, que había dejado de crecer pero que se había consolidado en niveles máximos alcanzando en 2019 las 13.289 compraventas, un 2,12% menos que en 2018, pero constituyendo una cifra cercana a los máximos registrados en los últimos diez años. 

Atendiendo a las capitales de provincia, en Zaragoza se vendieron 1.718 pisos en el trimestre, un 0,69% menos que el anterior, hasta un total de 6.959 operaciones en doce meses. La ciudad de Huesca registró 125 compraventas, con un significativo descenso trimestral del -19,87%, alcanzando las 584 compraventas con un descenso interanual del -7,74%. Teruel, por su parte, registró 108 compraventas, completando las 371 en los últimos doce meses, un 11,34% superior a los doce meses precedentes, «siendo el mayor resultado interanual desde 2011», tal y como detalla el informe.

Incertidumbre

En todo caso, existe incertidumbre entre los agentes que conforman el sector, fundamental para el desarrollo económico de la Comunidad, pues dada la situación en la que nos encontramos, resulta difícil hacer previsiones con ciertas garantías. No en vano, las perspectivas económicas de algunas personas pueden hacer cambiado a este respecto, una circunstancia que podría irse revirtiendo conforme el país vaya recuperándose y, con él, las cifras del paro.

No obstante, las empresas del sector en el territorio ya están tratando de remontar el vuelo. Así, desde hace unos días algunas inmobiliarias organizan visitas para enseñar inmuebles, respetando siempre de manera estricta las medidas de prevención de contagios. De hecho, existen algunas que incluso han establecido protocolos de seguridad específicos, además de haber puesto al servicio de los clientes diferentes tecnologías para poder ver la propiedad sin necesidad de desplazarse a ella.

Asimismo, los profesionales del Colegio de Arquitectos de Aragón ya se preparan para las nuevas demandas sobre el diseño de las nuevas viviendas, las cuales se han intensificado durante estas últimas semanas y que tienen que ver sobre todo con los espacios exteriores y la amplitud.

Precios

El impacto final que toda esta situación tendrá en el sector dependerá de los avances en el panorama económico y sanitario del país, los cuales ya se están produciendo de manera constante.

En cuanto a los precios de los pisos de obra nueva, diversos expertos señalan que los tipos de interés en mínimos y un crecimiento sano del mercado sin mucho endeudamiento son dos signos esperanzadores derivados de esta crisis que no se dieron en la recesión del año 2008 y que fue especialmente dañina para el sector.

- Ir al especial 'Obra nueva'.

Etiquetas
Comentarios