Despliega el menú
Branded

día mundial del medioambiente

Las herramientas para un futuro más limpio

El proyecto de Ley de Residuos y Suelos contaminados y el de Cambio Climático y Transición Energética son las propuestas con las que el Gobierno de España va a incentivar un desarrollo más verde y sostenible.

A partir de 2021, bares y restaurantes deberán ofrecer agua del grifo en vez de embotellada.
A partir de 2021, bares y restaurantes deberán ofrecer agua del grifo en vez de embotellada.
Unsplash

L as imágenes de mares y océanos con toneladas de plásticos flotando sobre ellos son de las más utilizadas cuando se habla de protección y respeto al medioambiente, y no es de extrañar, pues los plásticos de un solo uso son uno de los elementos que más contaminan el planeta. Aunque cada vez existe más concienciación ciudadana, todavía queda un largo camino por recorrer en este sentido y nuevas leyes e iniciativas se perfilan como las herramientas para ganar esta batalla.

Así, el pasado 2 de junio, el Consejo de Ministros anunció el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos contaminados, un texto que se une a la Estrategia Española de Economía Circular y que establece limitaciones a los plásticos de un solo uso, restricciones a su introducción en el mercado y obligaciones de información al consumidor sobre su uso.

Esta ley contempla, por ejemplo, la recogida especial de las botellas de plástico a partir de 2025 y abre la puerta a imitar iniciativas que ya se están llevando a cabo en Europa, como la instalación de máquinas de recogida por las que el usuario recibe unos céntimos al reciclar un envase. Más en firme, la norma establece que, a partir de julio de 2021 estará prohibida la venta de aquellos productos realizados con poliestireno expandido –utilizado en elementos tan cotidianos como bastoncillos, pajitas y vasos de plástico–, así como los que incluyan microplásticos intencionadamente, algo común en cosméticos y productos de limpieza y detergentes.

Además, a partir de esta fecha, bares y restaurantes deberán ofrecer agua del grifo gratuitamente y cobrar un extra por los envases para llevar. También se prohibirá la destrucción de los excedentes no vendidos de productos no perecederos, como textiles, juguetes y aparatos eléctricos; aumentarán las sanciones por abandonar basura y residuos peligrosos en la naturaleza y, para el año 2025, los gobiernos municipales deberán reciclar o reutilizar el 55% de sus residuos.

*

Las medidas más importantes

-Plásticos de un solo uso: Pajitas, bastoncillos, vasos y cubiertos de plástico... a partir del 3 de julio de 2021 estará prohibida la venta de estos productos, además de los cosméticos y detergentes que contengan microplásticos añadidos intencionadamente.
- Agua del grifo gratis: Cuando se apruebe la ley, bares y restaurantes estarán obligados a ofrecer a sus clientes la posibilidad de consumo de agua no envasada de manera gratuita, aunque se podrá seguir vendiendo la embotellada.
- Retorno de envases: El 77% de las botellas de plástico que se pongan en el mercado tendrán que recogerse separadamente en 2025. En 2029 se deberá llegar al 90%.
- Envases de comida para llevar: Los vasos de café para llevar y otros recipientes de comida para llevar a domicilio deberán cobrarse (y constar como tal en el ticket de compra).
- Sanciones: Aumentarán las multas por abandonar basura y residuos peligrosos en el medio natural: desde 50.000 euros a los dos millones de euros.

Cambio climático

El pasado 19 de mayo el Consejo de Ministros también presentó el primer proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (PLCCTE), un texto con el que España alcance la neutralidad de emisiones no más tarde de 2050, es decir, que antes de llegar a mitad de siglo el país solo emitirá la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que sus sumideros puedan absorber. Para cumplir este objetivo, se continuará con el proceso de descarbonización del país, se potenciará el uso de energías renovables y biocombustibles –en 2050, el 100% de la electricidad deberá proceder de fuentes renovables–, y se impulsarán modelos de ciudades más sostenibles con especial énfasis en el transporte, pues en 2050 solo podrán circular los vehículos cero emisiones.

Este anteproyecto de ley se presentó además como una oportunidad para la recuperación económica del país tras la crisis del coronavirus, pues desde el ejecutivo estiman que la transición ecológica atraerá más de 200.000 millones de euros de inversión en los próximos diez años y generará entre 250.000 y 350.000 empleos anuales. 

- Ir al especial del 'Día Mundial del Medioambiente'

Etiquetas
Comentarios