Branded
Suscríbete
en colaboración con iass

Los hogares de mayores aragoneses cumplen 50 años inmersos en un nuevo plan de atención

Andorra, donde se inauguró el primero de estos centros, que se encuentran en un proceso de transformación para adaptarse a las necesidades de sus usuarios, acogió ayer un acto para celebrar su medio siglo de vida en la Comunidad.

Acto de celebración del 50 aniversario de los hogares de mayores aragoneses en Andorra.
Acto de celebración del 50 aniversario de los hogares de mayores aragoneses en Andorra.
Gobierno de Aragón

En el año 1971, hace ya medio siglo, se inauguró en Andorra, en la provincia de Teruel, el ‘hogar del pensionista de la Seguridad Social’, el primero de estos centros en abrir en Aragón. Tras él, se estrenaron los de Alcañiz (Teruel) y ‘El Boterón’, en la ciudad de Zaragoza. Para celebrar su 50 aniversario, la red de Hogares de Mayores del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), que se encuentra inmersa en un proceso de trasformación para adaptarse a las necesidades y requerimientos de sus usuarios mediante la puesta en marcha del nuevo Plan del Mayor, celebró ayer un acto de conmemoración en Andorra, al que asistió la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto. Actualmente, la red de centros del IASS está integrada por un total de 31 hogares. Para la consejera, la importancia de estos reside en que "los hogares han sido y siguen siendo un lugar de referencia para las personas mayores, una antena para detectar y combatir la soledad no deseada y un espacio en el que socializar y desarrollar aquellas actividades para las que quizá no ha habido tiempo durante la vida laboral", subrayó durante la celebración de este aniversario.

«Las actividades que demandan los mayores, sus necesidades, son muy distintas a las de hace 50 años y, por eso, estos centros se han ido adaptando. Pero, ahora, queremos dar un salto mayor y enfocar este servicio para trabajar dentro de él con el modelo de atención centrado en la persona y responder a las expectativas que una persona tiene en esta etapa de su vida, prologando al máximo la autonomía», indicó la consejera. Esta voluntad está recogida en el Plan del Mayor, eje estratégico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, que reúne 49 medidas para impactar en más de 204.000 aragoneses y supone una inversión extra de 66,7 millones de euros.

Durante el acto, la directora gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Noelia Carbó, recordó que, dentro del Plan del Mayor, los hogares iniciaron el pasado mes de mayo un proceso de trabajo y debate para conocer hacia dónde querían enfocarse y a qué nuevos retos debían dar respuesta. "En este desarrollo –indicó Carbó–, han participado los usuarios y los trabajadores, con sesiones y talleres, y, ahora, en 2022, toca plasmar y dar forma a las conclusiones". Entre los resultados destaca la voluntad de cambiar la percepción que de estos centros tienen las personas próximas a la jubilación, de potenciar las actividades para hacerlas más atractivas para los socios o la voluntad de empoderar a los miembros para aumentar el impacto del voluntariado dentro de los hogares.

Según la gerente: "Este trabajo nos ha permitido detectar que los hogares deben ser un espacio de convivencia social, integración y participación de las personas mayores en su comunidad para mejorar su calidad de vida. Para ello, se prestan apoyos y recursos dirigidos a promover la autonomía, a través de servicios como el PAP, actividades y atención profesional, que favorecen el mantenimiento de la salud, la participación, la seguridad y el aprendizaje a lo largo de toda la vida".

Durante el acto se recordó el papel que han desempeñado los hogares a lo largo del tiempo y se dio voz a sus protagonistas: usuarios y trabajadores, quienes han sido los encargados de escribir este medio siglo de historia. Además, en la cita también participaron la directora y la presidenta de la junta del hogar de personas mayores de Andorra, Meritxell Garcés y Concha Arcusa; la directora y el presidente de la junta de participación del hogar ‘El Boterón’, María Concepción Muñoz y José Luis Galicia, a través de 'zoom'; el director y la presidenta de la junta del hogar de de Alcañiz, Darío Alonso y Concepción Bernal; y el alcalde de Andorra, Antonio Amador.

Para la directora del hogar de personas mayores de Andorra, Meritxell Garcés: "Los socios se sienten partícipes del centro, tienen confianza con los trabajadores para exponer sus ideas y posibles mejoras. Están acostumbrados a participar y acudir a diario al centro, donde crean sus redes sociales y a la vez fomentan sus destrezas manuales, cognitivas, físicas y sociales. En el centro se sienten acogidos y comprendidos, saben que son parte esencial del mismo".

En la misma línea, el director del hogar de personas mayores de Alcañiz, Darío Alonso, remarcó: "Con el paso del tiempo, la concepción del hogar como sitio de encuentro y reunión no se ha perdido, si no que se ha ido ampliando, con la introducción de los programas de envejecimiento activo, la realización de cursos de formación en TIC y de diversos talleres, como, por ejemplo, de estimulación cognitiva o de desarrollo personal". "Cuando he hablado con socios y socias del hogar sobre lo que significa para ellos, siempre se repiten las mismas dos frases: 'Para mí, el hogar es como mi segunda casa' y 'en el hogar me siento como en casa'. Eso dice mucho de lo que representa para ellos", concluyó.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas