Branded
Suscríbete por 1€
En colaboración con iass

Un plan para adaptar los servicios sociales a las demandas de la nueva generación de mayores

La iniciativa, promovida por el Gobierno de Aragón, contempla la puesta en marcha de 29 medidas, entre las que destacan la construcción de dos complejos residenciales y la implantación de un nuevo modelo de gestión y atención.

María Victoria Broto y Noelia Carbó durante la presentación del plan.
María Victoria Broto y Noelia Carbó durante la presentación del plan.
Gobierno de Aragón

Adaptar los servicios sociales a una generación de mayores que demanda una nueva atención. Este es el propósito principal de ‘El plan del mayor. Generación de cambio’, una iniciativa con la que el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), pretende acompañar a más de 200.000 aragoneses mayores de 65 años a lo largo de las próximas etapas de su vida. Con una financiación extra de 66,7 millones ce euros, el plan recoge 49 actuaciones, de las cuales 29 se pondrán en marcha y 20 ya están asentadas.

Entre las nuevas medidas destacan la construcción de dos complejos residenciales multiservicio –ubicados en la localidad zaragozana de Ateca y en el barrio de Valdefierro, en la capital aragonesa–; la implantación de un nuevo modelo de gestión y atención residencial (apoyado por la inversión de los fondos de resiliencia), la modificación del decreto de prestaciones de la dependencia para agilizar los procesos; o la puesta en valor del papel social de los mayores, haciéndolos partícipes de los cambios, como ya se está llevando a cabo en la red de 31hogares del IASS.

"Hablamos de una generación artífice de grandes logros sociales, y queremos hacer este cambio con ellos", señaló la consejera de Ciudadanía del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, durante la presentación de este nuevo plan, a la que también asistió la directora gerente del IASS, Noelia Carbó. "Se trata de un eje estratégico del Gobierno de Aragón sobre el que va a pivotar hasta el final de la legislatura toda la atención que ya se presta a los mayores, así como los nuevos servicios e infraestructuras que se están poniendo en marcha, impregnados por la filosofía de atención centrada en la persona", resaltó Broto, quien recordó que la quinta parte de la población de Aragón supera los 65 años y que, según el INE, esta tasa crecerá hasta el 28,3% en 2035. "La jubilación ya no es el final de nada, sino la continuidad de un proyecto vital que debemos apoyar desde las instituciones fomentando la prevención, los cuidados y la autonomía". Por eso, el nuevo plan se ha organizado en torno a cuatro áreas de acción: promover el protagonismo de los mayores, su integración y participación en la sociedad; proteger a los mayores en situación de vulnerabilidad, ofrecer una atención continuada en el entorno a lo largo de toda la vida, y flexibilizar y ajustar el Sistema Público de Servicios Sociales a las expectativas de los mayores y sus familias. «Este plan busca también proyectar la imagen y el papel que realmente tienen hoy los mayores en la sociedad: un papel activo y protagonista», remarcó la consejera.

Nuevas medidas

La gerente de IASS, Noelia Carbó, fue la encargada de desglosar algunas de las 29 medidas nuevas que prevé el Plan, y que se suman a las 20 que el Gobierno de Aragón ya tiene en marcha para atender a los mayores de la Comunidad. "Todas van dirigidas a mejorar la calidad de vida y la atención de los mayores, a mejorar la integración y la participación, a fomentar el envejecimiento activo o a descentralizar los servicios para promover el arraigo al medio rural", apuntó Carbó.

Las medidas que recoge el plan pasan por la construcción de dos nuevos complejos residenciales multiservicio, en Ateca y Valdefierro, que serán espacios abiertos a la comunidad y que cuentan con una inversión global de 27,9 millones; la transformación de las residencias, basada en el modelo de atención centrada en la persona, que alcanzará a los centros públicos de la Comunidad y también a aquellos que cuentan con plazas concertadas; la asistencia técnica a las comarcas, para apoyar a las entidades locales en la atención y protección de los mayores fomentando la prevención y su permanencia en el entorno; la implantación de nuevos programas de envejecimiento activo para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en residencias y que se encuentran en situación de dependencia; o la elaboración de una guía de de recursos organizada en función de la etapa vital para mejorar la información y facilitar el acceso a los mismos, entre otras acciones.

"Se trata de un cambio en el modelo de cuidados y quienes los van a recibir
tienen mucho que decir"
Noelia Carbó, directora gerente de IASS.
*

Noelia Carbó / Directora gerente de IASS

¿Cuál es el propósito de este nuevo plan?
Queremos planificar, impulsar y coordinar los programas, servicios y prestaciones del Sistema Público de Servicios Sociales dirigidos a los mayores, ofreciendo un amplio abanico de apoyos y recursos destinados a favorecer la calidad y la atención centrada en la persona, desde la integración y la participación de los mayores en la vida social y comunitaria, fomentando la prevención, el envejecimiento activo, la calidad de los servicios, la continuidad de los apoyos y la descentralización para favorecer el arraigo en el entorno.
¿En qué aspectos se han centrado para diseñarlo?
Hay varios que confluyen. La realidad demográfica –el 28,3% de la población en Aragón superará los 65 años en 2035–; la social, que pide el papel protagonista y proactivo de los mayores, y la necesidad de un cambio en el modelo de cuidados en el que quienes los van a recibir tienen mucho que decir. Nos hemos centrado en prevenir, acompañar y permitir que las personas tengan los recursos necesarios para estar en su entorno el mayor tiempo posible. A partir de aquí, hemos analizado qué recursos podemos y debemos implementar y con cuáles ya contábamos para asentar este modelo.
Esta iniciativa recoge 29 nuevas medidas. ¿Cuáles son las más destacables?
Pensamos que es muy reseñable, por la apuesta económica que supone; pero, sobre todo, por la filosofía que hay detrás, la transformación de las residencias de la mano de un nuevo modelo: la atención centrada en la persona. Esa transformación llega a nueve centros públicos de Aragón, donde crearemos unidades de convivencia, y también a aquellos –mercantiles, sociales o de entidades sociales– con los que tenemos plazas concertadas. Hablamos de una inversión de 12,5 millones en las residencias públicas y de 13 en las subvenciones a aquellas con plazas concertadas o entidades locales, todo con cargo a los fondos de Recuperación y Resiliencia. Además, el plan contempla la asistencia técnica a las comarcas, para apoyar a las entidades locales en la atención y protección de los mayores fomentando la prevención y su permanencia en el entorno; la implementación de servicios tecnológicos integrados para la prevención que permitan identificar y alertar de forma precoz sobre situaciones de riesgo, o la actualización de la normativa relativa a la calidad de los centros y servicios privados, entre otras muchas medidas.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas