Branded
Suscríbete

solidaridad

"¡Es tan grato sentirse útil! Te hace más feliz"

Ana García Ruiz es enfermera desde hace 35 años y una de las voluntarias que el próximo día 28 de noviembre volverá a viajar a El Chad con Fundación Ilumináfrica.

Ana García Ruiz en una de sus visitas a El Chad.
Ana García Ruiz en una de sus visitas a El Chad.
F.L.

"Creo que nuestro trabajo en El Chad, de la mano de Fundación Ilumináfrica, es cada vez más fluido y eficaz. Es probable que se deba a que, con el tiempo, cada vez podemos conocer mejor y profundizar más en el terreno, en la idiosincrasia del país y de sus gentes y eso nos ayuda a tratarlos más adecuadamente". Esta es la impresión que tiene Ana García Ruiz de la labor que lleva tiempo desarrollando como voluntaria en este rincón de África, donde el trabajo de los profesionales sanitarios que llegan de la mano de la Fundación se recibe como un maná caído del cielo. 

Ana es enfermera desde hace 35 años y trabaja en el Hospital Universitario de Canarias, en Tenerife. Comenzó su colaboración con Ilumináfrica gracias a su amistad con Pilar Molia, miembro fundadora, con quien ha trabajado en otros países de África. "Desde que me habló del proyecto y me invitó a participar, enseguida me entusiasmó el programa", explica.

"Siempre me parece que allí todo es más esencial, con menos artificio, menos adornos. Quizás sea porque una en los viajes está más sensible, más receptiva, también"

Cuando le preguntan por su experiencia en El Chad, Ana dice que le cuesta describirlo por muchas razones. "Los que lo conocemos un poco sabemos que es un mundo complejo, heterogéneo, un mundo aparte, pero también de una riqueza humana extraordinaria. A mí me resulta asombroso el ánimo y la tenacidad con la que enfrentan su vida. Y de eso quiero seguir aprendiendo", afirma.

Experiencia transformadora

Además, año a año, Ana ha ido afianzando los lazos con los demás compañeros de la expedición y con las personas que viven y trabajan allí. Un lugar donde la vida no es como la conocemos en occidente. De hecho, Ana insiste en que "es un medio precario y en ocasiones difícil y uno va aprendiendo, poco a poco, a resolver problemas y encontrar soluciones", apunta, mientras recuerda que "no es posible separar lo profesional de lo humano porque todo va unido, pero, sin duda, es una experiencia transformadora. Allí trabajo, allí intercambio, aprendo, pero, sobre todo, esta experiencia constituye una referencia importante para cualquier cosa de mi vida aquí", señala.

"A mí me resulta asombroso el ánimo y la tenacidad con la que enfrentan su vida. Y de eso quiero seguir aprendiendo"

Cuando le preguntan por su labor en El Chad, las palabras que surgen de su boca son sensibilidad, receptividad, milagro... "Siempre me parece que allí todo es más esencial, con menos artificio, menos adornos. Quizás sea porque una en los viajes está más sensible, más receptiva también. Por eso, me sigue emocionando todo lo que vemos cotidianamente, que un ciego recupere la vista, que alguien se alivie en su dolor, que otro vea mejor… En fin, los pequeños milagros a los que asistimos día a día. Cada caso es un triunfo y una alegría y, gracias a Ilumináfrica, esto se puede conseguir", corrobora.

Por eso, Ana volverá a embarcarse en esta aventura con Fundación Ilumináfrica el próximo 28 de noviembre, con destino al hospital Saint Michel de Dono-Manga. Y lo hace porque esta experiencia llena de emoción su vida. Por eso, volverá siempre que pueda. 

"Atesoro estos viajes porque han ensanchando mi mundo y me han hecho comprender otras realidades más difíciles. Creo que de todos los escenarios globales que podemos conocer, este en el que vivimos nosotros es el mejor. Si podemos contribuir a mejorar el resto, pues ya estamos dando un paso en todo el camino que aún queda por andar. Colaborando con Ilumináfrica siento que vamos en esa dirección. ¡Es tan grato sentirse útil! Te hace más feliz", concluye.

Cartel VII Concurso de Microrrelatos.
-

Concurso literario

Fechas. La Fundación convoca una nueva edición de su 'Concurso de Microrrelatos Solidarios', que finaliza el próximo 30 de noviembre. Los interesados deberán enviar sus relatos a: https://concursoiluminafrica.heraldo.es
Originales. Los textos deberán ser creaciones originales, que no hayan sido presentadas a ningún otro concurso, convocatoria o premio. En el caso de que los participantes sean menores de edad, deben enviar sus escritos a través de sus padres o tutores legales.
Categorías. Se aceptará un relato por autor en cada una de estas categorías: Ceguera y otras discapacidades, Cooperación y África. Por cada una se otorgarán tres premios: un ganador y dos accésits.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión